8.8 C
Ushuaia
viernes, febrero 23, 2024
InicioSociedadAlerta por el aumento de la rabia en la provincia de Buenos...

Alerta por el aumento de la rabia en la provincia de Buenos Aires: un caso cada dos días

El promedio de detecciones se duplicó con respecto a 2022. Los expertos advierten sobre la debilidad del sistema porque la rabia es prevenible.

La rabia vuelve a preocupar en la provincia de Buenos Aires, a partir de una persona que fue mordida por un gato que, se comprobó, tenía esta enfermedad. El caso encendió las alarmas de un problema que viene siendo observado por las autoridades, ya que las estadísticas muestran un incremento de la cantidad de animales portadores del virus.

El último episodio sucedió en Laprida, en la localidad de San Jorge, donde un vecino recibió la mordedura del animal que luego murió. El episodio fue el 5 de mayo y ahora analizan la variante antigénica del virus involucrado. El hombre se encuentra en observación.

“A partir de este resultado se iniciaron las acciones sanitarias de bloqueo de manera inmediata con los equipos de zoonosis locales y el apoyo provincial de Zoonosis Rurales, asistiendo a territorio con provisión de vacunas antirrábicas de uso animal”, informaron desde la Provincia.

Según se detalló, en este operativo de bloqueo de dos días se abarcó 500 metros a la redonda del caso. Se vacunaron 252 perros y gatos. Y se relevaron cadáveres y otros contactos tanto animales como humanos.

“En cuanto a la persona mordida, en seguimiento por accidente potencialmente rábico, se realizó la notificación correspondiente en el SNVS (N. de la R.: Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud) y se inició de manera oportuna el tratamiento post exposición cuando acudió a un centro de salud local, mientras el animal se encontraba en observación antirrábica por el equipo de veterinarios del centro de zoonosis local”, dijeron las autoridades.

La mayor cantidad de casos de rabia animal corresponde a murciélagos.La mayor cantidad de casos de rabia animal corresponde a murciélagos.

Durante 2023 se remitieron desde el área de zoonosis local del municipio de Laprida al Laboratorio de Zoonosis Urbanas dos muestras de murciélagos que resultaron negativas y una muestra de un gato que resultó positiva.

La situación preocupa en la Provincia, al punto que encabeza el último Boletín Epidemiológico del distrito: “La importancia de la rabia para la salud pública radica en la alta letalidad que presenta la enfermedad. Se debe tener en cuenta que un caso de rabia humana representa una debilidad en el sistema de salud debido a que existen herramientas para prevenir la enfermedad”, afirman allí los expertos.

Agrega que “se deben intensificar las acciones de vigilancia en los ciclos aéreos y terrestres mediante una correcta identificación de los mismos; también se debe aplicar una adecuada estrategia de inmunización en personas y particularmente en animales en riesgo”.

La estadística indica que se han registrado 132 casos de rabia en 2018, 89 casos en 2019, 66 casos en el 2020, 67 casos en 2021, 82 casos en el 2022, y en lo que va de 2023 ya hubo 58 casos. Durante la pandemia, la vacunación contra la rabia en animales decayó, lo que podría ser una amenaza para la salud pública.

Mientras el promedio de casos de rabia detectados en animales en 2022 fue de 1 cada 4 días y medio, la detección este año trepó a un caso cada 2 días. Los murciélagos son la principal fuente de transmisión a los animales y a las personas, mediante contacto con su saliva en mordeduras.

Uno de los pocos casos mortales de rabia humana de los últimos años ocurrió en el hospital de niños de Jujuy.Uno de los pocos casos mortales de rabia humana de los últimos años ocurrió en el hospital de niños de Jujuy.

El documento bonaerense destaca que “según estadísticas del Laboratorio de Zoonosis Urbanas, aproximadamente un 6,7% de los quirópteros muestreados son positivos a rabia”.

Hasta la semana epidemiológica 18 de 2023, en el laboratorio de referencia recibieron 54 cabezas de caninos, 78 cabezas de felinos, 4 cabezas de zorros y 756 murciélagos. En el mismo período, 58 murciélagos y un felino resultaron positivos.

La rabia es una enfermedad viral que afecta el sistema nervioso de las personas y otros mamíferos. Se transmite a través de la herida causada por la mordedura de un animal infectado, o bien cuando la saliva del animal enfermo toma contacto con la herida de una persona lastimada recientemente. Una vez que comienzan los síntomas, no tiene tratamiento efectivo. Sin embargo, es 100 por ciento prevenible a través de la vacunación de animales y humanos.

Según los datos reportados al SNVS, durante el periodo 2013-2020 el 82 por ciento de los casos de rabia animal correspondió a murciélagos insectívoros; 12 por ciento a bovinos y equinos, 4 por ciento a perros, 1 por ciento a gatos y otro 1 por ciento a animales silvestres como zorros y coatíes.

El nuevo caso del hombre mordido en Laprida trajo a la memoria el de una mujer de 33 años, de Coronel Suárez, que en mayo de 2021 también había sido mordida por un gato y el desenlace aquella vez fue fatal. Hacía entonces 13 años que un ser humano no moría de rabia en la Argentina. El caso anterior se había registrado en 2008, en la provincia de Jujuy.

Un informe de la Organización Mundial de la Salud, de enero de este año, advierte que “vacunas para el ser humano que son eficaces no suelen estar disponibles o accesibles para las personas que las necesitan. La profilaxis que se administra tras la exposición cuesta un promedio de US$ 108“, para sopesar con que el promedio de ingresos de las familias afectadas “puede ser de tan solo US$ 1 o 2 por persona”.

ARTICULOS RELACIONADOS