7.8 C
Ushuaia
martes, abril 16, 2024
InicioSaludBioquímicos advierten que se triplicaron sus costos por la devaluación y que...

Bioquímicos advierten que se triplicaron sus costos por la devaluación y que están a un paso de dejar de prestar servicios

  • Dicen que el trabajo “es inviable” luego del salto del dólar oficial.

La situación económica que vive el país y el salto de los costos con la devaluación y la alta inflación, empeoraron aún más la situación de diversos sectores de la salud. El de los bioquímicos es uno de ellos: este martes, el presidente de la Confederación Unificada Bioquímica de la República Argentina (CUBRA) advirtió que se les triplican los costos y que están a un paso de dejar de prestar servicios.

“Las últimas medidas económicas son devastadoras, hacen que todos los insumos y reactivos requeridos para poder realizar nuestro trabajo dupliquen o tripliquen, en algunos casos, sus costos”, aseguró Luis García, titular de CUBRA, a través de un comunicado de la Confederación.

Allí, García remarca que “hace meses que todos los actores del sistema de salud” vienen advirtiendo “los problemas que se han presentado por la terrible inflación existente, la dificultad de importar insumos con facilidad, los altos costos que se transfieren desde los gastos indirectos, etc; y poco ha hecho el gobierno anterior para solucionar los problemas del sector“.

“Ahora, con estas primeras medidas dictadas por el nuevo gobierno, sobre todo con la devaluación del dólar oficial; se complica más. El dólar se duplicó, no hay insumos o no quieren entregarlos y si nos venden insumos lo hacen a un valor exorbitante o sin poner un precio cierto, sin cotización. La situación es insostenible”, sostuvo el directivo.

En su reclamo, García explica que el aumento de los costos recae “no solo en los insumos importados, que representan el 80%” del gasto laboral, sino también en el aumento de tarifas, salarios y servicios, entre otras cosas, lo que hace que el trabajo “sea inviable, en la situación actual de atraso de los pagos que realizan las obras sociales y prepagas”.

En noviembre, la misma Confederación había advertido que comenzarían a cobrar un copago a los afiliados de las prepagas, por montos que oscilan entre 3.000 y 5.000 pesos, lo que ya se lleva a cabo en algunas provincias. Así, los reconocidos estudios de “laboratorio” tienen un costo adicional en diversos distritos.

Luis García, presidente de la Confederación Unificada Bioquímica de la República Argentina.Luis García, presidente de la Confederación Unificada Bioquímica de la República Argentina.

De acuerdo a CUBRA, esa medida fue tomada “como una forma de generar recursos que permitan afrontar los gastos que las prestaciones implican y que las empresas no reconocen como debieran, pero no es suficiente y estas medidas empeoran el cuadro”.

García aseguró que ante este contexto extremo y dificultoso, y ante la indiferencia de quienes tienen a cargo el financiamiento de la salud, los bioquímicos están “a un paso de no lograr mantener el normal funcionamiento” de los servicios e “incluso llegar a cerrar” los laboratorios.

Finalmente, García consideró que “es indispensable una atención especial a un sector de la salud que atiende a un 70 por ciento de la población a través de la red privada de laboratorios clínicos”.

La Cámara de Emergencias Médicas y Salud Domiciliaria también expresó su “preocupación”

Autoridades de la Federación de Cámara de Emergencias Médicas y Salud Domiciliaria (FEM) expresaron este martes su “extrema preocupación por el efecto directo del aumento del precio de los combustibles en la normal prestación de los servicios de urgencias, emergencias y traslados sanitarios en todo el país”.

De acuerdo al comunicado de la FEM, los incrementos del 37% en el precio de los combustibles, que se suman al 30% de la semana pasada y acumulan 232% en todo el año, “afectan de manera directa en la estructura de costos de las empresas prestadoras de servicios de urgencias, emergencias y traslados sanitarios, a los que se suman los precios de móviles, repuestos, insumos médicos y medicamentos”.

“Ante esta situación, autoridades de la FEM hacen un llamado urgente a las autoridades nacionales, obras sociales nacionales y provinciales y empresas de medicina prepaga, para que se actualicen de manera inmediata el valor de los traslados, urgencias y emergencias, y así poder afrontar el nuevo precio de los combustibles”, remarcan.

Juan Valiente, presidente de FEM, expresó: “En menos de una semana el valor del combustible pasó a representar casi el 50% de nuestros costos. Y a diferencia de otros medios de transporte que pueden trasladar a precios y cobrar al día, nuestros clientes nos pagan a 90 días, lo que en este contexto de altísima inflación representa un durísimo golpe que pone en riesgo la supervivencia de muchas empresas. Si no logramos una actualización inmediata del valor del servicio y los plazos de pago, muchas empresas cerrarán sus puertas”.

Desde la FEM consideran que, de no haber una respuesta inmediata por parte de los financiadores y autoridades nacionales, “las empresas empezarán a dejar de realizar traslados programados (altas de internaciones, derivaciones entre instituciones, traslados por estudios, traslados por mayor complejidad) para priorizar y garantizar la atención de urgencias y emergencias”.

“En la FEM representamos pequeñas y medianas empresas de emergencias. Si bien es un problema nacional, en el interior de las provincias el problema se agudiza por dos motivos: el precio de los combustibles es más caro que en el AMBA y las distancias que recorren los móviles suelen ser más largas”, detalló Valiente.

ARTICULOS RELACIONADOS