3.8 C
Ushuaia
domingo, mayo 19, 2024
InicioEconomiaBrasil promete fondos para otro tramo del gasoducto y dos nuevos puentes...

Brasil promete fondos para otro tramo del gasoducto y dos nuevos puentes fronterizos

Lo aseguró el ministro de Transporte. Buscan una mayor integración. Un puente mejorará la conexión con Misiones y el otro con Corrientes. Argentina le compra productos industriales.

A José Renan Filho, lo animan los desafíos. A sus 42 años y después de haber sido dos veces gobernador de Alagoas fue designado en el estratégico ministerio de Transporte. Su curriculum explica por qué Lula lo eligió para un cargo en un país con muchos años de desinversión en rutas y ferrocarriles.

Filho aspira a un plan de inversión muy ambicioso, de US$ 4.500 millones por año. No es un reto cualquiera. Este economista, descendiente de una de las dinastías políticas de Brasil, con un padre que fue cuatro veces presidente del Congreso nacional, es hoy una de las figuras relevantes del PMDB, aliado de Lula.

En medio de una semana con alta tensión cambiaria y ruidos políticos, Filho trajo buenas noticias a Buenos Aires. Aseguró a su homólogo Gabriel Katopodis que Brasil construirá y financiará íntegramente dos nuevos puentes con Argentina. Además de ratificar que correrá por su cuenta la ampliación del gasoducto que lleva el gas de Vaca Muerta al país vecino y socio.

Actualmente existe el Puente Internacional Tancredo Neves, también conocido como Puente Internacional de la Fraternidad, que une Foz do Iguaçu en Brasil con Puerto Iguazú en Argentina. También, el que enlaza Uruguayana con Paso de los Libres en Corrientes.

Se agrega ahora el de Porto Xavier en Rio Grade do Soul con San Javier en la provincia de Misiones. Y uno más que unirá Santo Tomé en Corrientes con Sao Borja en Brasil. La inversión en estos dos últimos casos llega a US$ 120 millones y será 100% afrontada por Brasil.

En cuanto al gasoducto, se trata de la construcción del segundo tramo denominado Salliqueló-San Jerónimo, que permitirá abastecer de gas a parte del litoral argentino y garantizar el gas del norte argentino, y que a su vez genera las condiciones para enviar gas a Brasil a través de dos obras adicionales. En este caso, son cerca de US$ 800 millones y la financiación corre por cuenta del BNDS brasileño.

“Nos va a permitir dejar de depender del gas boliviano que está en declinación”, dijo Filho a Clarín quien deslizó que podría haber más anuncios cuando en junio Alberto Fernández viaje a Brasil a celebrar los 200 años de relaciones entre los dos países.

-¿Cómo fue su experiencia en Alagoas?

– Es un pequeño estado de la parte más pobre del noreste brasileño, pero me propuse ordenar las cuentas y generar fondos. Pudimos construir hospitales, reducir la violencia y bajar la deserción escolar, además de avances en infraestructura. En ferrocarriles tenemos mejores índices que San Pablo.

-¿Qué impulsa a Brasil a financiar obras estratégicas para Argentina?

-Argentina es nuestro cliente principal en productos industriales. Nosotros vendemos al mundo materias primas y entendemos como parte de nuestro desarrollo que es fundamental impulsar el comercio regional.

-¿Cuál es su agenda como ministro de Transporte?

-Brasil tiene muchas dificultades en su infraestructura que representa un cuello de botella en la región central. Hemos invertido muy poco y eso reduce nuestra competitividad internacional. Necesitamos invertir más en ferrocarriles que son más baratos y sustentables. Y facilitan el acceso a los puertos Claro que en un país continental como Brasil se requieren muchos fondos. En Argentina apenas el 5% de la carga es por ferrocarril y en Brasil es el 17%. Enfrentamos el objetivo de llevar del 17 al 40%. También vamos a mejorar las vías navegables. Esa combinación es importante. Con el tren y el uso de los ríos se reducen los accidentes viales. Brasil es el tercer país con la mayor tasa de accidentes viales del mundo. Y, desde luego, hay que encarar la mejora de las rutas terrestres.

-¿Cómo harán dada la escasez de fondos?

-Buscamos ampliar la capacidad de inversión del país en una interacción entre lo público y lo privado. Estamos trabajando en los ríos del Norte de Brasil como el Amazonas que facilita la salida de la producción del centro de Brasil hacia el Atlántico. Cerca del 30% de la soja brasileña sale por el Norte del país. De esa manera liberamos los puertos del sur para que tengan mayor capacidad para la salida de exportaciones industriales. Vamos a invertir US$4.500 millones en un año. Y US$ 20.000 millones en 4 años con recursos públicos.

ARTICULOS RELACIONADOS