9.8 C
Ushuaia
sábado, septiembre 30, 2023
InicioInternacionalConmoción por un brutal femicidio en Uruguay: la secuestró su ex pareja...

Conmoción por un brutal femicidio en Uruguay: la secuestró su ex pareja y la mató al chocar contra un peaje

Ocurrió en Canelones. El agresor antes había apuñalado a un amigo de ella. La familia de la víctima pide la pena máxima.

(Desde Montevideo, Uruguay) La joven Natalia Lagos, de 23 años, estaba en su casa de Parque del Plata, un balneario de Canelones a 50 kilómetros de Montevideo, cuando Daniel Ferradans, su ex pareja, ingresó de forma sorpresiva al lugar. El hombre, un policía retirado de 29 años, apuñaló a quien acompañaba a Lagos, secuestró a la mujer y se la llevó a la fuerza en el auto de su amigo. Luego chocó el vehículo en un peaje cercano.

Cuando llegó la policía, constató que la mujer estaba muerta mientras que el hombre quedó atrapado y con varias lesiones. El hecho ocurrió en la madrugada del miércoles pasado.

Vos sos mía y de nadie más, y te voy a matar”, le dijo Ferradans a Lagos, según contó su hermana Yanina al día siguiente en el noticiero Telemundo de Canal 12. Relató que tenía miedo de quedarse sola, que hubo varios episodios de violencia doméstica anteriores, que había pedido protección en la Justicia pero se la negaron. “El chiquilín era prácticamente un psicópata”, dijo la mujer.

El hombre fue imputado este lunes por siete delitos. El principal es el homicidio especialmente agravado por femicidio. El fiscal del caso, Ignacio Montedeocar, dijo que de la investigación surge que el hombre tuvo la intención de impactar contra el peaje y, con eso, quitarle la vida a Natalia y “eventualmente” a él mismo, según declaró al informativo Subrayado (Canal 10).

El agresor incurrió en varios delitos de violencia doméstica, física y psicológica y hay “indicios” de que Lagos venía sufriendo violencia económica.

Los familiares, vecinos y amigos reclaman justicia por Natalia, la joven de 23 años que murió en un accidente tras ser secuestrada por su ex pareja. (Crédito: captura Subrayado).Los familiares, vecinos y amigos reclaman justicia por Natalia, la joven de 23 años que murió en un accidente tras ser secuestrada por su ex pareja. (Crédito: captura Subrayado).

Además de violación de domicilio por ingresar a una casa sin consentimiento, el imputado cometió los siguientes delitos: desacato (por acercarse a pesar de las medidas de prohibición de acercamiento), intento de homicidio (por la puñalada al amigo de la joven), hurto (por llevarse el vehículo) y privación de libertad (por llevarla amenazada).

Los femicidios tienen una pena de entre 15 y 30 años y, si se suman otros delitos, el procesamiento puede ser de hasta 15 años más. La condena que pedirá el fiscal en el juicio oral será de 45 años o cercana a esa pena.

“Entendemos que no fue un simple siniestro de tránsito, sino que tuvo la intención de impactar de forma violenta contra la barrera del peaje y de ese modo darle muerte a su ex pareja”, contó el fiscal.

En la audiencia de formalización de la investigación, el femicida colaboró muy poco, según contó Montedeocar. “No aportó más que sus datos personales”, dijo.

Micaela Cóccolo, amiga de Lagos, dijo que ella estaba viviendo un calvario. “La Justicia no le dio importancia en ese momento y ahora ya es tarde. La hacían esperar 180 días por una tobillera. No existe”, contó ante los medios.

Cóccolo dijo que, pese a que hacía un tiempo que se habían separado, el hombre la seguía “hostigando”. “No entendía lo que era que no. Le dijo mil veces que la dejara tranquila, que quería estar en paz y él no lo entendía”, lamentó la amiga de Lagos, que pide la pena máxima para el femicida.

Ese es el principal reclamo de la familia: que el hombre “pague lo que tiene que pagar”.

A Natalia Lagos la secuestró su ex pareja en el balneario Parque del Plata, en Canelones, a 50 kilómetros de Montevideo (Crédito: Ministerio de Ambiente)A Natalia Lagos la secuestró su ex pareja en el balneario Parque del Plata, en Canelones, a 50 kilómetros de Montevideo (Crédito: Ministerio de Ambiente)

Desde el viernes, un grupo de familiares y amigos de Natalia se convocaron en las calles de Parque del Plata para pedir justicia por esta muerte.

La familia Lagos comercializa en ferias en la Costa de Oro desde hace tres generaciones. Natalia continuó haciendo la tarea de su madre, que murió en 2021, y hacía trabajo de manicura, según informó El País. Había contratado a Ferradans hace un año y hace ocho meses se pusieron de novios. Luego se separaron, pero él nunca entendió la decisión de la mujer. Ya tenía un antecedente por violencia doméstica.

Lagos había presentado una denuncia en la Comisaría Especializada de Violencia Doméstica de Parque del Plata, pero no se le dio protección policial ni se le colocó una tobillera al agresor.

ARTICULOS RELACIONADOS