11.8 C
Ushuaia
viernes, marzo 1, 2024
InicioInternacionalConmovedor rescate de una recién nacida tras el terremoto en Siria: aún...

Conmovedor rescate de una recién nacida tras el terremoto en Siria: aún tenía el cordón umbilical unido a su madre fallecida

Sus parientes oyeron sus gritos y la llevaron rápidamente a un hospital, donde presentó hematomas e hipotermia. Pero su cuadro mejora

Los miembros de una familia ampliada lograron rescatar con vida a una recién nacida de entre los escombros de una casa en el norte de Siria, tras encontrarla todavía atada por el cordón umbilical a su madre, que murió en el fuerte terremoto del lunes, según relató un pariente.

Según Khalil al-Suwadi, la niña es la única superviviente de su familia inmediata, ya que todos los demás murieron cuando el sismo de magnitud 7,8 que sacudió Siria y la vecina Turquía arrasó la casa familiar en la ciudad de Jindaris, controlada por los rebeldes.

Oímos una voz mientras cavábamos”, declaró Suwadi a la AFP el martes.

“Limpiamos el polvo y encontramos al bebé con el cordón umbilical (intacto), así que lo cortamos y mi primo la llevó al hospital”.

El vídeo del rescate se hizo viral en las redes sociales. Las imágenes muestran a un hombre que sale corriendo de entre los escombros de un edificio de cuatro plantas derrumbado con un bebé cubierto de polvo.

El dramático momento del rescateEl dramático momento del rescate

Un segundo hombre corre hacia el primero con una manta para intentar calentar a la recién nacida a temperaturas bajo cero, mientras un tercero pide a gritos un coche que la lleve al hospital.

El bebé fue trasladado a la cercana ciudad de Afrin para recibir tratamiento, mientras sus familiares pasaban las horas siguientes recuperando los cadáveres de su padre, Abdullah, su madre, Afraa, sus cuatro hermanos y una tía.

Sus cuerpos fueron depositados en el suelo de la casa de un pariente adyacente antes de un funeral conjunto que se celebró el martes.

En la habitación en penumbra, Suwadi contemplaba los cuerpos sin vida y enumeraba sus nombres.

“Somos desplazados de Deir Ezzor (ciudad oriental controlada por el gobierno). Abdullah es mi primo y estoy casado con su hermana”, dijo.

Los cuerpos de los familiares de la bebéLos cuerpos de los familiares de la bebé

Se acaba el tiempo

La casa de la familia fue una de las cerca de 50 de Jindaris que fueron arrasadas por el terremoto, informó un corresponsal de la AFP.

En toda Siria murieron más de 1.600 personas, además de las más de 3.400 fallecidas en Turquía, según las autoridades. Unas 800 personas murieron en pueblos y ciudades controlados por los rebeldes.

Dentro de una incubadora del hospital de Afrin, la recién nacida estaba conectada a un goteo intravenoso, con el cuerpo lleno de cicatrices y el puño izquierdo vendado.

Mientras el pediatra Hani Maarouf controlaba sus constantes vitales, su frente y sus dedos seguían azules por el frío cortante. “Ahora está estable”, dijo Maarouf, pero señaló que había llegado en mal estado.

Tenía varios hematomas y laceraciones por todo el cuerpo”, declaró a la AFP. “También llegó con hipotermia a causa del intenso frío. Tuvimos que calentarla y administrarle calcio”.

La recién nacida, en la incubadora (Rami al Sayed/AFP)La recién nacida, en la incubadora (Rami al Sayed/AFP)

Jindaris fue tomada por Turquía y sus apoderados rebeldes sirios en una ofensiva de 2018 que expulsó a las fuerzas kurdas de la región de Afrin.

Aislada del territorio controlado por el gobierno, la región depende en gran medida de la ayuda de Turquía y carece de la experiencia o la mano de obra para montar una respuesta de emergencia efectiva por su cuenta.

Con las ONG turcas preocupadas por las labores de rescate al otro lado de la frontera, la búsqueda de supervivientes en localidades sirias como Jindaris se ha retrasado.

Según el grupo de rescate Cascos Blancos, que opera en las zonas controladas por los rebeldes en Siria, más de 210 edificios han sido arrasados en esas zonasOtros 520 quedaron parcialmente destruidos, mientras que miles más sufrieron daños, señaló.

“Hacemos un llamamiento a todas las organizaciones humanitarias y organismos internacionales para que proporcionen apoyo material y asistencia”, dijeron los Cascos Blancos en Twitter. “El tiempo se acaba. Cientos de personas siguen atrapadas bajo los escombros. Cada segundo podría significar salvar una vida”.

ARTICULOS RELACIONADOS