10.8 C
Ushuaia
martes, octubre 3, 2023
InicioInternacionalDesesperada búsqueda en las costas de Málaga de dos jóvenes argentinos que...

Desesperada búsqueda en las costas de Málaga de dos jóvenes argentinos que hacían paddle surf y desaparecieron

Emmanuel Soria (34) y Maxi Ludvik (29), ambos oriundos de Mar del Plata fueron vistos por última vez este domingo cuando fueron a hacer deportes acuáticos. Encontraron la tabla de uno de ellos.

Dos jóvenes argentinos, oriundos de la ciudad de Mar del Plata. son buscados intensamente este lunes por embarcaciones y aeronaves frente a las costas de la ciudad andaluza de Málaga, en España, luego de que se reportara su desaparición en el mar: el último domingo ingresaron al agua mediterránea para hacer paddle surf -deporte que ambos practican desde hace muy poco– y no regresaron, según informó la Sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima española.

Emmanuel Soria (34) y Maxi Ludvik (29) fueron vistos por última vez en la mañana del domingo, según informaron familiares y allegados, que denunciaron la desaparición y difundieron la búsqueda a través de redes sociales.

Este lunes, los rastrillajes dieron con la tabla de uno de ellos, lo que ahondó la preocupación en la búsqueda.

En las últimas horas, la agencia de salvamento marítimo del gobierno español informó en su cuenta de X, ex Twitter, que la tabla inflable que los argentinos utilizaban fue encontrada a más de 25 kilómetros al sureste de Málaga.

Soria y Ludvik salieron del lugar en el que residen temporariamente a las 7.30 del domingo, “con la idea de ver el amanecer tomando mates arriba de la tabla, y volver a casa”, según un posteo realizado horas más tarde por sus allegados en redes sociales.

“No sabemos nada de ellos desde ese momento en que salieron de casa. Solo sabemos que llevaban la tabla inflada y no tenían ninguna pertenencia encima más que el mate y el termo“, señalaron.

Según publicó el Diario Sur de Málaga, una hermana de Soria “acudió a la Comisaría Provincial a denunciar la desaparición”, y desde la madrugada de este lunes (hora local) se puso en marcha un operativo de búsqueda al que se sumaron profesionales y unidades de Salvamento Marítimo, la Guardia Civil, Policía Nacional, la Cruz Roja, la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas y el Ejército del Aire español.

Maxi Ludvik (29) y Emmanuel Soria (34), dos marplatenses que desaparecieron en Málaga cuando hacían paddle surf. Foto FacebookMaxi Ludvik (29) y Emmanuel Soria (34), dos marplatenses que desaparecieron en Málaga cuando hacían paddle surf. Foto Facebook

Salvamento informó en las últimas horas que había sido hallada la tabla, y que se desplegaron en el área tres helicópteros, cuatro embarcaciones y un avión.

El diario malagueño La Opinión precisó, de acuerdo a fuentes oficiales, que la tabla fue encontrada minutos después de las 18 (hora española) por los tripulantes de un velero que navegaba por la zona.

A partir de ese hallazgo, el área de búsqueda se extendió desde Málaga capital hacia el este, hasta el meridiano de Nerja, y casi 30 kilómetros mar adentro.

Amigos y familiares de Soria lanzaron una campaña en redes sociales para recaudar fondos, para que dos hermanos de él puedan viajar hacia España para continuar con la búsqueda.

Habló el hermano de uno de los marplatenses desaparecidos en Málaga: “El plan era ir a ver el amanecer en la playa”

Santiago Soria habló con la prensa española y dijo que su hermano Emmanuel, uno de los dos argentinos desaparecidos desde este domingo en las costas de Málaga a las que fue a practicar deportes acuáticos, planeaba regresar a la Argentina en septiembre.

Según informa La Capital de Mar del Plata, Santiago le dijo a la Cadena Ser: “Mi hermano estaba por volverse. Tenía pasaje para septiembre y el amigo (por Maxi Ludvik, también buscado) se iba a quedar un tiempo más trabajando, hasta diciembre, y se volvía”.

Santiago, que vive también en la ciudad andaluza, especificó que Emmanuel lo había ido a visitar y que el plan que tenía junto a Ludvik era ir a ver el amanecer en la playa, hacer paddle surf y regresar nuevamente a la casa donde se hospedaban.

“Salieron a la mañana con la idea de ver el amanecer tomando mates arriba de la tabla, y volver a casa”, dice un posteo en redes sociales de allegados.

Se fueron, detalló, sin teléfono celular, ni remeras, ni ojotas y que salieron a buscarlos cuando se percató que el teléfono de su hermano “tenía más de 70 mensajes sin responder“.

“Ayer por la mañana [por este domingo] había un viento importante. Eso es lo que más me preocupa. Con ráfagas de 50 kilómetros en esas tablas no sale cualquiera. Y ellos no eran expertos. Hace un mes que la tenían”, añadió.

ARTICULOS RELACIONADOS