7.8 C
Ushuaia
martes, abril 16, 2024
InicioEconomiaEl dólar blue pasó los $ 1.000 pese a los controles y...

El dólar blue pasó los $ 1.000 pese a los controles y las cuevas en modo feriado

  • Los allanamientos secaron la City, pero sobre el final de la rueda aparecieron operaciones para el paralelo que se vendió por encima de las cuatro cifras en pesos.

En paralelo al cierre de campaña, Sergio Massa apeló a todo su arsenal de medidas para evitar una nueva disparada del dólar blue, aunque generó ruidos y distorsiones en el mercado financiero.

Con solo una jornada más con los mercados abiertos antes de las elecciones del próximo domingo, el clima volvió a enrarecerse para ahorristas e inversores, en un marco de crecientes controles y allanamientos del Gobierno, mayores trabas para operar e incluso llamados para frenar algunas de las cotizaciones del dólar.

Por un lado, el mercado informal estuvo paralizado la mayor parte de la rueda. Mientras en muchos de los sitios que siguen las cotizaciones del blue informaban su precio a $900, los cambistas aseguraban que “no había ni un dólar” en la calle y que la City estaba desierta. Sin supuestos vendedores ni compradores, muchos advertían que este valor era simplemente “testimonial”.

Sobre el final de la rueda de este jueves, aparecieron nuevos precios para el billete verde en el segmento informal. Las pocas cuevas que operaban vendían el blue por encima de los $1.000 e incluso se cerraron operaciones a $1.050. Tal como había ocurrido el miércoles, en la City comentaban que esos precios “de pantalla” eran una forma de darle a una señal al Gobierno, en medio de los allanamientos que lleva adelante la AFIP y la Aduana.

El nerviosismo se vio en las entidades bancarias luego de que el sindicato del sector anunciara el miércoles un paro previsto para este viernes. Los clientes se agolparon en las sucursales para llevarse tanto pesos como dólares, por temor a un feriado cambiario en el último día de la semana. En distintos puntos de la Ciudad y del país se registraron largas filas y mayor demanda para acceder a las casas de seguridad.

La Asociación Bancaria había llamado a un paro para este viernes en las sucursales de las entidades de los dos bancos más grandes de Argentina: el Santander y el Galicia, y también del Supervielle. Muchos clientes se apuraron a ir este jueves por temor a encontrarse con las persianas bajas en el último día de la semana.

Finalmente, el Ministerio de Trabajo llamó a conciliación obligatoria y el gremio la aceptó, por lo que este viernes las entidades funcionarán con normalidad.

La paralización del mercado informal no detuvo la demanda en el dólar paralelo. Incluso, muchos ahorristas se volcaron al dólar MEP al desconfiar de la virtual baja que el blue exhibía en las plataformas que siguen el día a día de la cotización de los diferentes tipos de cambio.

Esta cotización, la más buscada por los minoristas al ser la única “legal y libre” de todo el menú que ostenta el actual régimen cambiario. Pero hasta allí llegó la presión oficial, con llamadas telefónicos desde el ministerio de Economía en los que sugerían ralentizar o frenar por completo las operaciones del dólar MEP.

A media rueda, el también llamado “dólar bolsa” llegó a tocar los $ 915, pero como suele ocurrir antes de que suenen las campanas de cierre del mercado, la intervención oficial lo hizo retroceder hasta los $ 888. Con todo, terminó con una suba de 0,4% respecto a lo que cotizaba el miércoles y acumula un alza de casi 27% en lo que va de octubre.

La intervención de Sergio Massa en el dólar MEP

Según pudo constatar este diario, hubo llamados del Gobierno a distintas casas de bolsa para que frenaran las operaciones con bonos este jueves. El pedido aplicaría también para el viernes y el lunes próximo, cuando el mercado vuelva a operar una vez conocido el resultado de las elecciones.

“Todo el mercado estuvo muy intervenido”, dijo a Clarín un operador. “Ya sea por allanamientos y controles en el caso del blue, trabas normativas para operar en el segmento financiero y hasta llamados telefónicos se notó la presencia del Gobierno para frenar los precios“, señaló.

“De todas formas, se ve una fuerte demanda minorista en este mercado, que mueve cerca de US$ 140 millones diarios. Todas las restricciones recientes de la CNV limitan la operatoria para grandes jugadores, pero los que mueven el mercado hoy en día son los minoristas y esa demanda es muy difícil de frenar”, dijo la misma fuente.

El analista Salvador Vitelli calculó que el Banco Central gastó cerca de US$ 60 millones para ponerle un freno al dólar financiero. Y advirtió que el organismo aflojó la intervención en el mercado de dólar futuro: luego de dos jornadas en la que los contratos habían caído con fuerza, este jueves cerraron al alza.

Es así que, pese a que el Gobierno insista en que no devaluará luego de las elecciones y que mantendrá el tipo de cambio fijo hasta mediados de noviembre, entre los inversores y empresas se mantiene la incertidumbre y la búsqueda de cobertura sigue firme. Resta una rueda y luego, las elecciones.

ARTICULOS RELACIONADOS