2.8 C
Ushuaia
martes, mayo 21, 2024
InicioEconomiaEl FMI le da más tiempo a la Argentina para pagar US$...

El FMI le da más tiempo a la Argentina para pagar US$ 2.700 millones

El organismo confirmó que se cancelará el 31 de marzo, cuando se reúne el Directorio para aprobar un nuevo desembolso.

El Gobierno logró patear el calendario de pagos con el FMI y ganó 10 días, un tiempo valioso en medio de la pérdida de reservas y los rumores sobre eventuales medidas.

sí, los US$ 2.700 millones que vencían este lunes y martes serán cancelados recién el 31 de marzo, tras la reunión del directorio del organismo, en la que se espera la aprobación de un desembolso de US$ 5.300 millones. Con esos fondos, Argentina pagará los vencimientos.

El Fondo confirmó este martes el cambio de planes luego de que el Ministerio de Economía lo informara el lunes. “Podemos confirmar que las autoridades argentinas han informado al FMI que combinarán sus obligaciones de repago con vencimiento el 21 y 22 de marzo en una sola recompra con vencimiento el 31 de marzo de 2023, por un monto total equivalente a unos DEG 2.014 millones”, señaló un vocero del organismo a Clarín.

El Gobierno había evaluado la posibilidad de usar las escasas reservas que tiene a mano para saldar los vencimientos, pero finalmente obtuvo el guiño para postergar los pagos por unos días.

“La decisión del gobierno, que no requiere la aprobación del Directorio Ejecutivo del FMI, es consistente con las reglas del FMI y con que Argentina se mantenga al día en sus pagos al Fondo”, agregaron desde Washington.

Por estas horas, el Ministerio de Economía sigue recalculando sus próximos pasos para contener las renovadas presiones cambiarias en un contexto de alta inflación, que golpea la demanda de pesos. En las últimas horas, resurgió el rumor de un posible desdoblamiento cambiario, que generó cruces con la Casa Rosada.

“No se evalúa por ahora”, señalaron fuentes de Economía, en donde responsabilizan al asesor presidencial Antonio Aracre por las especulaciones.

Cerca de Sergio Massa aguardan el relajamiento de la meta de reservas de al menos US$ 2.000 millones. La modificación fue acordada para poder el cumplir el objetivo del primer trimestre, ya que en el año el Banco Central vendió más de US$ 2.200 millones.

Pero ahora la meta fiscal trimestral también quedó en la mira. El desplome de la recaudación por exportaciones deterioró las cuentas públicas en febrero y dejó ese compromiso al borde del incumplimiento.

“De todas formas, la principal preocupación no radica en el cumplimiento de la meta, sino en el exiguo stock de reservas netas (el verdadero poder de fuego del BCRA para intervenir en el mercado cambiario) y las desafortunadas expectativas de los flujos de los próximos meses. Esto último pone en jaque no sólo la sostenibilidad del crawling peg, sino también la estabilidad del esquema de política económica en el cual se ancla el Gobierno”, señaló Ecolatina.

La falta de dólares sigue siendo una de las principales preocupaciones para el equipo de Massa. En el comienzo de la semana el Banco Central vendió US$ 261 millones, la mayor venta diarias desde el 15 de febrero pasado. La demanda incluyó compras de YPF por US$ 20 millones para cancelar deuda, pagos de deuda de la provincia de Santa Fe por US$ 26 millones y las importaciones de GNL por US$ 262 millones.

En vista del drenaje de las últimas semanas, el Gobierno recibió desembolsos por US$ 285 millones de un crédito de la Corporación Andina de Fomento (CAF) y US$  395 millones del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE). En los próximos días, por otra parte, se activaría un nuevo tramo de US$ 1.000 millones de libre disponibilidad del swap chino para el pago de importaciones y en abril se completarían los US$ 5.000 millones comprometidos.

“De esta manera, el Gobierno obtiene financiamiento de organismos internacionales de crédito y financiamiento bilateral para financiar la constante pérdida de reservas que enfrenta el Banco Central. En este escenario resulta muy factible la reedición del “dólar soja” en los próximos meses como mecanismo para reforzar las alicaídas reservas del Banco Central”, señaló un informe de Delphos.

ARTICULOS RELACIONADOS