2.8 C
Ushuaia
martes, mayo 21, 2024
InicioEconomiaEl FMI se reunió con Caputo para monitorear el plan de ajuste...

El FMI se reunió con Caputo para monitorear el plan de ajuste y ver si es sostenible

  • Hay dudas sobre la sostenibilidad del plan Milei

El ministro de Economía, Luis Caputo, recibió hoy cerca del mediodía a la número 2 del Fondo Monetario Internacional, Gita Gopinath, en el marco de su visita sorpresiva para monitorear en el terreno la marcha del plan de ajuste. La misión aterrizó esta mañana en Buenos Aires, donde mantuvo reuniones con el equipo económico, economistas y empresarios.

“Encantada de estar en Buenos Aires. Tuve una discusión productiva con el ministro Caputo, el titular del Banco Central Bausili y el jefe de Gabinete Posse sobre los esfuerzos en curso para restaurar la estabilidad macroeconómica, proteger a los vulnerables y fortalecer las perspectivas de crecimiento en Argentina”, señaló la mano derecha de Kristalina Georgieva en la red X

Caputo se reunió en el Palacio de Hacienda desde el mediodía hasta las 15 con la economista, quien estuvo acompañada de Luis Cubeddu, subdirector del departamento del Hemisferio Occidental; Ashvin Ahuja, jefe de misión del FMI para Argentina; Ben Kelmanson, residente representante senior del organismo en Argentina; y Matthew Jones, asesor de la primera subdirectora gerente del Fondo.

Gopinath hizo escala en Buenos Aires previo al viaje que realizará a Brasil para participar de la cumbre del G20 y donde el secretario de Estados Unidos, Antony Blinken, se reunió Lula. Su visita tiene lugar dos semanas después del fracaso de la ley ómnibus que forzó al gobierno de Javier Milei a modificar el rumbo del programa acordado y endurecer el recorte del gasto.

El Gobierno avanzó en un fuerte ajuste de las cuentas fiscales, que se reflejó en superávit primario y financiero alcanzado en enero, algo que no se registraba hace 12 años. Caputo, a su vez, celebró en los últimos días la desaceleración de la inflación, la acumulación de reservas y la reducción de la brecha cambiaria, aunque advirtió que los próximos meses van a ser “durísimos”.

Pese a los datos oficiales, la economista y su equipo se mostraron preocupados por la política fiscal. “Preguntaron si es sostenible el ajuste que se está haciendo, la política monetaria y cambiaria”, señaló una fuente que participó de la reunión posterior que mantuvo la misión con un grupo de economistas.

En el Fondo hay inquietud sobre cómo seguirán los números después de enero. Tras la caída de su primera ley en el Congreso, el Ejecutivo recortó el gasto público en casi un 40% interanual en enero con la postergación de pagos de subsidios a CAMMESA, la eliminación del fondo a los docentes (Fonid) y una fuerte licuación de las jubilaciones, además de reducir planes y empleo público.

El Gobierno se había comprometido en la última auditoría a avanzar en las reformas contenidas en la ley ómnibus sin el paquete fiscal y “preservar el valor real de las pensiones en los niveles de finales de 2023 mediante incrementos discrecionales”. En la charla con economistas, los funcionarios del organismo quisieron saber si el ahorro en los haberes se mantendrá o será revertido.

Para los especialistas, esas medidas difícilmente puedan sostener en el tiempo para asegurar el “déficit cero”. Tampoco la recaudación a través de tributos asociados a la devaluación, con un dólar oficial subiendo al 2% mensual. Por ello, Caputo intentó compensar la demora en aprobar la ley con esos recortes, el impuesto PAIS y la suba del impuesto a los combustibles.

Por otra parte, el organismo está pendiente de los riesgos que enfrenta el programa, entre ellos, la situación social en medio de las tensiones con la CGT y los movimientos. Luego de la drástica devaluación en diciembre, que llevó la inflación al 25,5% ese mes y al 20,6% en enero, el salario registrado se redujo 23% en dos meses, casi lo mismo que en los últimos seis años.

Gopinath ya se había visto con Caputo y Javier Milei en el Foro Económico Mundial de Davos en enero pasado, luego de haberlos recibido en diciembre en Washington. En Davos, la número 2 del organismo destacó la importancia del apoyo político a la ley ómnibus, una iniciativa que el gobierno presentó ante el staff como un “punto de inflexión” y cuyas reformas quedaron en suspenso.

Sin el apoyo del Congreso, Milei se embarcó en una guerra abierta con los gobernadores y ahora tanto el Fondo como los inversores quieren saber cómo seguirá la hoja de ruta, en particular el nivel de respaldo político en un momento que la economía se interna en una fuerte recesión. De hecho, el FMI espera una caída del 2,8% en 2024 por el impacto de la inflación en los ingresos y la actividad.

En ese contexto, Gopinath se entrevistó más tarde con empresarios, entre los que se vio a Daniel Agustín Novegil (Ternium) y Eduardo Elsztain (IRSA). También tiene previsto reunirse con el Presidente, quien este viernes recibirá a Blinken en la Rosada. Estados Unidos es el principal accionista del FMI, cuyo directorio desembolsó el 31 de diciembre pasado US$ 4.700 millones a la Argentina.

ARTICULOS RELACIONADOS