6 C
Ushuaia
domingo, mayo 16, 2021
Inicio Ushuaia El SUTEF pidió nuevamente la suspensión de las clases pero el Ejecutivo...

El SUTEF pidió nuevamente la suspensión de las clases pero el Ejecutivo ratificó que continuarán

Hoy por la tarde, en una reunión entre el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación Fueguina (SUTEF); funcionarios de Epidemiología; la ministro de Educación, Analía Cubino; y la titular de la cartera de Salud, Judith di Giglio, el gremio docente solicitó nuevamente la suspensión momentánea de las clases presenciales, pero el Ejecutivo ratificó la continuidad de las clases presenciales, en una postura contraria a la adoptada desde Nación.

Desde el SUTEF aseguraron que “la presencialidad no es cuidada, que los protocolos no están funcionando adecuadamente y que están creciendo los casos positivos en las instituciones y en la Provincia, por ello se solicitó suspender momentáneamente las clases presenciales, tal como fue la decisión del Presidente de la Nación, para retornar a las clases virtuales y a distancia, evaluar con la docencia los resultados pedagógicos y sanitarios de estos días de presencialidad y planificar en conjunto cómo se vuelve a una presencialidad verdaderamente cuidada”.

Por su parte, Cubino presentó a la educación como un “interés superior”, lo que fue rebatido por el SUTEF sosteniendo que la preservación de la vida es lo más importante.

“Desde Salud manifestaron erróneamente que los protocolos funcionan y que los contagios no se dan en las escuelas, desde el Ejecutivo manifestaron que van a continuar con las clases presenciales, una definición política que ya estaba tomada con anterioridad a la reunión. Con un análisis realizado por fuera de la realidad de lo que sucede dentro y fuera de las instituciones escolares, completamente descontextualizado. Evidentemente para el Ejecutivo la preocupación no es la salud ni la vida sino que el sistema sanitario de la Provincia no colapse ya que manifestaron que la definición de continuar o no la presencialidad se basa en observar los parámetros de la disponibilidad de camas en el sistema sanitario y no en el aumento de la cantidad de casos. Manifestaron que necesitan que sigan ‘caminando’ las clases presenciales por más tiempo para poder evaluar, a lo que desde el SUTEF se le respondió críticamente que ‘los que caminamos somos los y las docentes y ustedes anotan y evalúan'”, aseveraron desde la fuerza gremial dirigida por Horacio Catena.

Para finalizar la reunión, desde el SUTEF se leyó y entregó un documento donde quedaron plasmados los argumentos del sindicato y los registros de incumplimiento de protocolos en las instituciones educativas que transcribimos a continuación:

Desde el SUTEF queremos manifestar una gran preocupación por los aumentos de casos en las últimas semanas, tanto en las escuelas, como en la Provincia. Como lo sostuvimos en la reunión con el Ministro Trotta y en todas las reuniones con funcionarios y funcionarias provinciales, la docencia fueguina, que trabajó en la virtualidad durante el año pasado, hoy está siendo expuesta a un riesgo de contagio y por ende poniendo en riesgo su vida, con el objetivo de realizar una actividad muy importante pero que no es esencial para la vida, ni tampoco es una actividad económica.

Tal como lo habíamos anticipado no están dadas las condiciones para la presencialidad.

La presencialidad cuidada con protocolo y sin vacunación para la docencia es una teoría que, llevada a la práctica, se hizo imposible de aplicar, tal como detallaremos más adelante con el incumplimiento de protocolos que pudimos relevar. Con mucho esfuerzo por parte de la docencia fueguina, hay presencialidad, pero no es cuidada.

La cantidad de contagios en las escuelas demuestra que los protocolos no alcanzan para que la presencialidad sea cuidada y la cantidad de aislamientos, sumado a las suspensiones por falta de personal de limpieza, por falta de agua, corte de luz, falta de calefacción, desratización por presencia de roedores, etc… hacen insostenible la continuidad que se busca.

Decir que los contagios se producen en la escuela o que no se producen en la escuela, carece de sustento y es incomprobable. Lo que sí es comprobable es que en otros países del mundo, al abrir la actividad escolar se produjo un aumento de casos, y Argentina y Tierra del Fuego no son la excepción.

Por otro lado, cuando está en juego la vida, se deben minimizar los riesgos, por ello, ante un aumento sostenido de casos en las escuelas y sin vacunación en la docencia, lo más sensato sería suspender temporalmente las clases presenciales y volver a las clases virtuales hasta que la presencialidad sea realmente cuidada.

La educación es muy importante, la presencialidad es irremplazable y es la mejor modalidad de enseñanza, pero hay gente que muere por causa de la pandemia y la vida es mucho más importante. Los más de 20 docentes en el país que dejaron la vida porque se contagiaron de COVID-19 desde que volvió la presencialidad a las escuelas al día de la fecha son responsabilidad de una decisión tomada por quienes gobiernan.

Ante el abrupto aumento de casos en la Provincia, ante el abrupto aumento de casos en el país y en el mundo, ante la llegada de la segunda ola, y ante la demora mundial en la producción y distribución de vacunas, es imprescindible repensar la presencialidad, suspenderla momentáneamente y decidir, junto a la docencia, cómo continuar en la virtualidad y cómo y cuándo volver a una presencialidad realmente cuidada

¿Por qué decimos que la presencialidad no es cuidada?

En primer lugar, tuvimos y tenemos un gran problema para obtener las dispensas para docentes que pertenecen a grupos de riesgo y para quienes conviven con personas con grupos de riesgo, fueron rechazadas las dispensas de varios casos de compañeras embarazadas, por ejemplo. Además , el Gobernador y el Ministerio de Educación incumplieron el compromiso asumido en la reunión inmediata posterior a la firma del acuerdo salarial de adherir al decreto nacional de dispensas para el cuidado de niñas, niños y adolescentes. Si no se otorgan esas dispensas no podemos hablar de presencialidad cuidada. Compañeros y compañeras recibieron intimaciones para presentarse a trabajar y eso los llevó a elegir entre cuidar su vida y la de su familia o cuidar su trabajo. Además, quienes fueron dispensados, luego se encontraron con la imposibilidad de tomar horas o tomar cargo o de hacer toma efectiva, cosa que ante la inestabilidad laboral existente en el sector y la particularidad de la cantidad de bajas que se producen en el sistema, llevó a muchos y muchas a pensar en no solicitar la dispensa. En algunas instituciones le niegan la justificación de inasistencia a docentes que presentan certificado de la escuela de que sus hijes deben realizar el aislamiento preventivo a su cuidado.

Además hemos relevado las siguientes irregularidades en el cumplimiento del protocolo:

  • No se están cumpliendo los 10 días de aislamiento de los contactos estrechos. El protocolo dice que aun dando negativo el resultado del test, los contactos estrechos deben permanecer aislados por 10 días. El protocolo establece que sólo se interrumpe el aislamiento si, y sólo si, el examen médico del caso sospechoso determina que se trata de otra patología diferente a COVID 19.
  • El listado de contactos estrechos no está incluyendo a quienes tuvieron el contacto con el caso sospechoso desde las 48 hs. antes en que se detectan los síntomas. Esto representa un gran riesgo de contagios, ya que personal docente y no docente que estuvo en contacto estrecho con el caso sospechoso cuando no presentaba síntomas, pueden estar contagiados y llevar el riesgo a las otras burbujas en las que tienen contacto estrecho.
  • Mala interpretación de quiénes son considerados contacto estrecho. Han considerado que el solo hecho del uso del barbijo lo descarta como contacto estrecho, el protocolo establece que si alguien estuvo en contacto con un caso sospechoso por más de 15 minutos en un lugar cerrado es considerado de riesgo aunque haya usado correctamente el barbijo y haya mantenido el distanciamiento y eso no se está cumpliendo.
  • En algunas instituciones no está garantizada la toma de temperatura al ingreso a la institución. Falta personal para ello y en casos sólo se toma la temperatura en el horario de inicio de la jornada, pero no al personal que ingresa en otros horarios como ocurre con profesores y profesoras en Secundarias y maestros y maestras de Música, Educación Física, etc., en Primarias y Jardines o con grupos que ingresan más tarde.
  • Se realizaron jornadas institucionales y colegiadas de manera presencial cuando podrían haberlo realizado de manera virtual, en aulas con más de 10 personas, lo que derivó en contagios en algunas instituciones.
  • En instituciones que por problemas edilicios no hay dictado de clases, hacen asistir presencialmente al personal a cumplir horario, exponiéndolo innecesariamente.
  • En algunas instituciones no hay tiempo de ventilación entre turnos.
  • No se cuida el método de burbuja, ya que refuncionalizan el personal para cubrir grupos en el dictado de clases y el “docente comodín” da clases en varias burbujas de la institución. Las suplencias no se cubren por demoras en fiscalización.
  • No se realiza ventilación correctano se abren las ventanas o no hay circulación de aire.
  • Hay familias que demoran días en informar que su niño o niña tiene síntomas, por lo cual se retrasa la implementación del aislamiento.
  • Falta de desinfección.
  • Estudiantes en horas libres sin protocolo.
  • Uso de jabones en pan en lugar de jabón líquido.
  • Escasa cantidad de rociadores con alcohol (ejemplo: 2 rociadores para 18 cursos).
  • Baños sin jabón.
  • Baños sin toallitas de papel.
  • Baños sin papel higiénico.
  • Falta total de insumos o falta de losa insumos adecuados para que el personal de limpieza puedan sanitizar cada 80 minutos las aulas.
  • Uso incorrecto de barbijo (dejando la nariz descubierta).
  • Falta de señalización y carteles informativos.
  • Falta de coordinación de dónde corresponde la realización de los hisopados para docentes que viven en Río Grande y trabajan en Tolhuin.

Este relevamiento nos lleva a decir que sin dudas, la presencialidad no es cuidada, esto sumado al incremento de casos, nos lleva a reiterar que es necesario suspender momentáneamente las clases presenciales, retornar a la virtualidad o distancia y repensar junto a la docencia fueguina cómo hacemos para ir volviendo a una presencialidad cuidada con cronograma de vacunación para la docencia fueguina.

ARTICULOS RELACIONADOS