7.8 C
Ushuaia
martes, abril 16, 2024
InicioPolíticaEspionaje a jueces: la trama secreta de la causa que permitió descubrir...

Espionaje a jueces: la trama secreta de la causa que permitió descubrir un red paralela de inteligencia K

  • La investigación comenzó con el hackeo del celular del ex ministro de Seguridad porteño Marcelo D’Alessandro. Una fiscal porteña descubrió a un hacker misionero y Clarín reveló los hallazgos.

La adicción del espía inorgánico K y policía retirado Ariel Zanchetta por pedir informes de antecedentes comerciales de jueces y fiscales que investigaron a Cristina Kirchner permitió que la Justicia lo descubriera, lo procesara y lo detuviera. Y su otra adicción por archivar los documentos de todas sus operaciones permitió, gracias a la técnica de “allanamientos informáticos”, encontrar una red de espionaje paralela a la Agencia Federal de Inteligencia (AFI).

Las pistas de esta red están en varias causas que Clarín cubrió desde al año pasado -a las que sumó datos propios- incrementaron esta investigación que comenzó el 19 de octubre de 2022 cuando el hacker misionero Ezequiel Nuñez Piñero (22 años), mediante la maniobra de Sim Swapping (la duplicación del chip de un celular), hackeó el celular del entonces ministro de Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro. Este hizo una denuncia que cayó por sorteo en la titular de la Unidad Fiscal Especializada en Delitos y Contravenciones Informáticas (UFEDyCI) de la Ciudad de Buenos Aires, Daniela Dupuy.

Captura de un chat Ariel Zanchetta a  Rodolfo Tailhade donde le ofrece los chats robados a Marcelo D'Alessandro.Captura de un chat Ariel Zanchetta a Rodolfo Tailhade donde le ofrece los chats robados a Marcelo D’Alessandro.

El equipo de Dupuy descubrió que las llamadas que permitieron robarle los chats de Telegram a D’Alessandro provenían de los alrededores de la cárcel de Eldorado, Misiones. Con paciencia y gracias a la activación de las antenas usadas, se localizó y secuestró dispositivos electrónicos a Nuñes Pinheiro, reveló entonces Clarín.

En la causa de Dupuy, el joven hacker confesó que había hecho el hackeo de D’Alessandro, del diputado nacional de Juntos por el Cambio, Diego Santilli, y del juez Rodrigo Jiménez Uriburu, uno de los jueces que condenó a Cristina a 6 años de prisión en la causa Vialidad. El celular, afirmó, lo tiró en el río Paraná pero precisó que había sido contratado por hackers del grupo de Telegram “Dark PFA” llamados con los alias “Pr1sox” y “Eljuanxd”, quien aún no fueron identificados.

Para poder hacer la maniobra de Sim Swaping, Nuñes necesitaba no solo el número de DNI de D’Alessandro, sino también el número del trámite de DNI y otros datos personales. Para ello “usó un clave de un funcionario del Registro Nacional de las Personas (RENAPER) perteneciente a la jefatura de Gabinete” del Gobierno nacional”, que había sido hackeado varias veces antes.

Por otra parte, los expertos informáticos de la fiscalía porteña determinaron que la llamada operación de hackeo “Sim Swapping” que sufrió el ministro de Seguridad, Marcelo D’Alessandro, permite crear, editar o eliminar chats de la mensajería Telegram

Ahora se sabe que el 22 de diciembre Zanchetta le pasó al ex director de Contrainteligencia de la AFI y diputado K Rodolfo Tailhade esos chats robados a D’Alessandro. Le escribió “te pasó un link donde está completo el chat de los jueces, fiscales y directivos de Clarín y gente del PRO como D’Alessandro ministro de Seguridad de la CABA”. Y le adjuntó el link patagonian.facs.com. “Me lo pasó el jefe de Inteligencia de la Policía de Seguridad Aeroportuaria de Bariloche. Tiene todo audios y videos”. Se trata del viaje a Lago Escondido por el cumpleaños del juez Carlos Mahiques. Días después, Tailhade usó los chats robados para impulsar el juicio político a la Corte.

Volviendo a la historia de la causa, Ezequiel Nuñes Pinheiro reconoció que hizo la maniobra de SIM SWAP contra el celular de D’Alessandro, también que “me contrataron por Telegram” y “me pagaron con criptos monedas”, entre otros detalles que podría dirigir la investigación hacia los autores intelectuales y financistas.

En marzo, Clarín confirmó que el hacker que intrusó el celular del ex ministro de Seguridad tenía dos cuentas abiertas en una billetera virtual de criptomonedas en una conocida empresa y ahora se trata de determinar quién le depositó los pagos.

Al mes siguiente, en la ampliación de su declaración indagatoria, Nuñes Pinheiro dio el domicilio de un hacker bonaerense a quien le mandó 50 tarjetas SIM vírgenes, como las que usó para intrusar el celular de D’Alessandro.

En paralelo, se descubrió que dos meses antes del hackeo del celular de de D’Alessandro, en octubre de 2022, desde la Municipalidad de General Roca, que dirige María Emilia Soria, pidieron un informe de antecedentes personales a la empresa Nosis del ex ministro de Seguridad porteño.

Del informe de Nosis se podían sacar otros datos necesarios para hacer la maniobra de SIM SWAP. La intendenta es la hermana del ministro de Justicia de la Nación, Martín Soria, uno de los funcionarios alineados con Cristina Kirchner y su ofensiva contra la Justicia.

Seguidamente, la defensa del hacker misionero Ezequiel Nuñes Pinheiro solicitó a la Justicia acogerse a la ley del arrepentido y seguir colaborando con el caso que la intrusión del celular del ex ministro de Seguridad. Pero una juez porteña Araceli Gonzalez no lo aceptó.

Luego en una sorpresiva jugada, la jueza porteña luego se declaró incompetente y dispuso el envío a la justicia federal de Comodoro Py de la causa en la que se investiga el hackeo al celular del exministro de Seguridad, Marcelo D’Alessandro. La medida retrasó la investigación y le dio un paréntesis.

Pero en paralelo, los jueces de la Cámara Federal de Casación Penal Mariano Borinksy y Gustavo Hornos denunciaron que también se los intentó hackear sus celulares. Se abre otra causa y recayó en el juez federal Marcelo Martínez Di Giorgi y el fiscal Gerardo Pollicita. Por otra parte, los jueces de la Corte Horacio Rosatti, Carlos Rosenkrantz y Ricardo Lorenzetti denuncian que le abrieron celulares a sus nombres que no había pedido. Se descubre que la maniobra, también, fue en Misiones.

Martínez De Giorgi piden a Nosis, Veraz y Sudamericana Group los nombres de todos los usuarios que habían pedido antecedentes comerciales de Borinsky y Hornos y descubren al mayor consumidor de estos datos: Ariel Zanchetta. Así se supo que Zanchetta “obtuvo -el día 8/9/2022- informes que brinda la empresa SudamericaData Group SRL, con relación a los Jueces de Casación Gustavo Hornos y Mariano Borinsky a las 17:02 y 17:39 horas respectivamente”. Ese mismo día los magistrados, quienes tienen la revisión de la causa Vialidad en que Cristina Kirchner perdieron el control de sus celulares al ser hackeados presumiblemente con la técnica del SIM Swapping.

Clarín informa el 28 de junio que Zanchetta fue indagado por Martínez Di Giorgi y luego el juez lo procesa y lo deja detenido. También le dicta la prisión preventiva a Nuñez Pinheiro.

Semanas después, la Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado en la Investigación Criminal (DAJUDECO) que depende de la Corte revela que entre los contactos del celular de Zanchetta figura el número de Tailhade. Al día siguiente, el diputado ultra K -que ya está imputado en la causa y está más cerca de una indagatoria que una testimonial- se presenta ante el juez sin entregar su celular y afirma que todo es una operación del periodista de Clarín Daniel Santoro.

ARTICULOS RELACIONADOS