4.8 C
Ushuaia
sábado, junio 3, 2023
InicioPolicialesHabla la viuda del Lauchón Viale, el espía de la SIDE asesinado...

Habla la viuda del Lauchón Viale, el espía de la SIDE asesinado por la Bonaerense: “Vinieron a matarlo”

A diez años del crimen, la mujer declarará este martes en el juicio contra dos agentes del Grupo Halcón.

A primera vista se percibe que María Denis (68) es una mujer fuerte. Mataron a su esposo, dos de sus tres hijos fueron presos y por ese el dolor está dibujado en su cara. María aceptó contar su historia a Clarín, pero sin fotos. La razón: sus vecinos no saben los detalles de todo lo que le tocó pasar a esta señora en los últimos diez años, y ella quiere que la cosa se quede así.

Gran parte de su historia -la buena y la dolorosa- cuelga de su cuello en forma de alianza de oro. Es la alianza de su marido, el agente de la SIDE Pedro Viale, más conocido como “El Lauchón“, mano derecha del poderoso “Jaime” Stiuso.

“El Lauchón” fue asesinado la madrugada del 9 de julio de 2013 en su casaquinta de La Reja. Un escuadrón del Grupo Halcón de la Policía Bonaerense copó el lugar a los tiros en el marco de una causa federal. El espía terminó acribillado en uno de los baños de la quinta. “Vinieron a matarlo“, sostiene María.

Pedro "Lauchón" Viale y sus hijos Alan (der.) y Luciano (debajo).Pedro “Lauchón” Viale y sus hijos Alan (der.) y Luciano (debajo).

Sólo ella estaba estaba en casa con su esposo. Por eso, en carácter de testigo, declarará este martes ante el Tribunal Oral Federal de San Martín que lleva el juicio contra los dos policías cuyas balas impactaron en el cuerpo de Viale, por entonces un hombre de 59 años y al borde de la jubilación que se había hecho espía siguiendo los pasos de su padre.

María se prepara un café, fuma a regañadientes de no poder dejarlo, y contesta cada una de las preguntas de Clarín. “¿Sabes por qué le decían Lauchón? Porque cuando era chico el papá le decía ‘rata blanca aturdida: la madre lo vestía de blanco y él andaba todo mugriento”, cuenta María.

-María, ¿qué recuerda de esa madrugada del 9 de julio de 2013 cuando el Grupo Halcón entró a su casa?

-Me acuerdo de todo, cada detalle lo repaso cada noche. Desde entonces me cuesta dormir… antes no me pasaba. Ahora siento un ruido y ya me pongo mal ¿viste?

Las marcas de los disparos en la casa de La Reja.Las marcas de los disparos en la casa de La Reja.

-¿Qué fue lo primero que escuchó?

-Estaba todo oscuro. Pedro y yo dormíamos. En esos días, mi marido estaba con parte médico porque le habían puesto un stent. Pero los últimos análisis le habían dado mejor así que estábamos por irnos de viaje a San Luis, unos días. En realidad, nos íbamos a ir esa misma noche. Yo le propuse a Pedro que saliéramos el 8 pero él no quería manejar de noche.

-Es decir que la Bonaerense casi se encuentra con la casa vacía…

-En esa casa de La Reja vivíamos los dos y nuestro hijo Alan, el más chico. Esa noche Alan me dice “mamá, voy a buscar a Florencia. Florencia era la chica con que salía”. Eran las 23. Nos fuimos a dormir y por ahí escuché ruidos, como de un vidrio rompiéndose, gritos, yo qué sé. Pensé en Alan, en que le estaban haciendo una entradera. Pedro y yo nos paramos de un salto, cada uno a un costado de la cama. Él tenía siempre el arma colgada a mano. La agarró y salió del cuarto.

Pedro Viale, con el presidente Carlos Menem.Pedro Viale, con el presidente Carlos Menem.

-Así, en calzones.

-En calzones. Yo me acordé que él siempre me decía “si algún día te atacan o vienen a robarte, agarrá el arma y apuntá a la puerta”. Yo también tenía un arma, que era de él. Pedro me había enseñado a tirar.

-¿Y esa noche hizo eso?

-Hice eso. Me senté en la cama, no fui detrás de él: Pedro me hizo para atrás y me dijo “no, vos quedate”. Entonces yo me quedé en la cama, con el arma. La cargué y apunté hacia la puerta. En eso sentí que él gritó “chapa, chapa, chapa”. Yo no entendía qué significaba.

-Pedía que los que tiraban se identificaran….

-Sí, sí, después me enteré de eso. Mi cuarto daba a un pasillito cortito. No sé, tendría un metro. Y ese pasillo daba a otro largo. Él sale por ahí y siento que dice “chapa, chapa, chapa” y después, tiros, gritos. Ahí perdí un poco la noción del tiempo.

Pedro "Lauchón" Viale no terminó la secundaria, pero era muy culto.Pedro “Lauchón” Viale no terminó la secundaria, pero era muy culto.

-¿Usted siguió apuntando a la puerta con el arma?

-No, no, cuando él dice “chapa, chapa, chapa”, la bajé porque como que sentí su voz que me decía “bajala”. Sentí como que hablaba él, me parecía que él estaba hablando, ¿ viste? No sabía qué pasaba. Y al ratito viene un hombre vestido de negro, un policía y me dice “señora, esto es un allanamiento”. Y le digo “mostrame el acta, el papel”. Me contestó: “Después se la muestro, quédese acá”. Yo estaba tranquila porque pensé que estaba escuchando en el pasillo la voz de mi marido, que estaba bien. Nunca me imaginé que lo habían matado.

-Su esposo muere acorralado en el baño…

-Sí, en el baño que había del pasillo, no el que estaba en suite en nuestra habitación. Pasó un tiempo, no sé cuánto y vino una mujer policía. Desde el cuarto escuchaba cómo se reían en el pasillo y decían “uno, dos, tres, cuatro”. Contaban los casquillos y se cagaban de risa. No sé cuánto tiempo pasó. Yo estaba preocupada porque Pedro tenía que tomar sus pastillas porque era hipertenso y por el tratamiento cardiológico que estaba haciendo. Insistí tanto con las pastillas que la policía me dijo: “Ya las tomó”.

-¿Cuándo se enteró que estaba muerto, que lo habían matado?

-No sé, como a las cuatro o cinco horas. Vinieron con un médico y me dijeron: “Señora, le tenemos que informar que su marido ha fallecido”. Entonces empecé a gritarles “hijos de puta, son unos hijos de puta y la puta que lo parió!”. Uno me dijo que era el fiscal… yo no sé ni quién era ¿viste? Y había uno con una bata que supuestamente era el médico que me quería inyectar.

El frente de la casa de Rocha Blaquier 1502, en La Reja. Archivo ClarínEl frente de la casa de Rocha Blaquier 1502, en La Reja. Archivo Clarín

-¿Y sus hijos?

​-Llegaron pero no los dejaron entrar. Uno de mis hijos logró colarse y ¿sabés lo que estaban haciendo los policías? Los muy hijos de puta sacaron una carne que yo tenía en el freezer y se pusieron a hacer un asado. Mi hijo les agarró la carne de la parrilla y se las tiró a la pileta.Te digo cómo terminó el allanamiento: me robaron un anillo que era de platino con la plata, de mi madre. Me robaron todos los zapatos y las zapatillas. Tuve que salir a comprarme zapatillas porque no dejaron ni una.

-¿Su esposo le mencionó si estaba amenazado, si temía por su vida?

-No. Nunca me mencionó y nunca supe lo que hacía. Sabía de qué trabajaba pero él no me daba detalles.

-No estaba especialmente nervioso…

-No, no, nunca, nunca. Es más, él me decía “ahora cuando me den el alta voy a trabajar hasta fin de agosto y me jubilo”.

"Lauchón", en Mar del Plata.“Lauchón”, en Mar del Plata.

-Estaba en retirada como agente…

-Sí, él me lo prometió. Yo siempre había querido ir a la Polinesia y Pedro había dado una reserva.

-Después de lo que pasó, ¿siguió viviendo algún tiempo en la casa de La Reja?

-Mirá. Yo no quería vivir más. Ahí me mudé al country del Banco Provincia, que la Secretaría (la SIDE) me pagó todo un año de alquiler. Me llevé la ropa, mis discos, mis cosas. Sólo volví una vez a esa casa. Fue luego de alquilarla, cuando cambió el inquilino. Y me resultó muy muy angustiante estar ahí.

-¿Usted sufrió amenazas?

-Una vez me llamó a la casa del Banco Provincia una mujer. Me dijo: “Hola, ¿sos la esposa del Lauchón? Habla Cristina”. “¿Qué Cristina?”, le contesté. Y qué Cristina va a ser… pero bueno, también es improbable que fuera Cristina Kirchner. No sé. Después me llamaban cada dos o tres días: “Tené cuidado con lo que hacés”, “pensá en tus hijos”. Imaginarían que les iba a hacer juicio. No sé, la verdad. Yo no hice la denuncia de las amenazas. ¿Iba a hacer la denuncia ante la misma Policía que mató a mi marido?

Viale fue acribillado a balazos por el Grupo Halcón de la Bonaerense.Viale fue acribillado a balazos por el Grupo Halcón de la Bonaerense.

-Pasaron 10 años. ¿Qué piensa que pasó la noche del allanamiento? ¿Los compañeros de su marido le comentaron algo? 

-Yo no hablé mucho con los compañeros de mi marido. Supongo que fue una venganza por algún laburo que hizo él, quizás porque estuvo en la Triple Frontera…

-Se dice que pudo ser una venganza de la Bonaerense porque él ayudó a detener al narco Miguel Ángel “Mameluco” Villalba y era una presa que deseaba la Bonaerense.

-Eso es lo que me dijo el abogado (Santiago Blanco Bermúdez), que lo que pasó tenía algo que ver aparentemente con eso. Pero bueno, yo nunca supe bien. Todos me decían que que era un vuelto para Jaime (Stiuso), una advertencia para él.

Jaime Stiuso.Jaime Stiuso.

-Stiuso declaró varias veces que el blanco era el. ¿Eran amigos Pedro y Jaime?

-Trabajaban juntos, se apreciaban. Yo he ido a a reuniones donde estaba él y se sentó en la mesa con nosotros. Vi que se trataban como amigos, digamos. Se tenían estima.

-Se dijo que esa noche Stiuso iba a ir a cenar con ustedes y que no fue y por eso se salvó.

-Eso no es así, es mentira.

-En un reportaje con Clarín en 2013, usted dijo que vivían al límite ¿qué quiso decir?

-Lo dije por el laburo de él y por la guita. Porque siempre andábamos contando el peso. Yo trabajaba en el Banco Provincia y por eso tenía acceso a buenos créditos.

En El Calafate.En El Calafate.

-La gente piensa que un espía tiene acceso a mucho dinero…

-Sí, pero nada que ver. Esa mansión, como decían de la casa de La Reja, la compramos con un crédito hipotecario y la terminé de pagar hace dos años.

-Volviendo al pasado, ¿cómo se conocieron con Pedro?

-Fue en un boliche bailable Poppo’s, muy conocido en Moreno. Yo vivía en Moreno y él vivía en Merlo. Yo tenía 19 y él tenía 22 y estaba en la colimba. Yo estaba sentada y él estaba sentado. El flaco me miraba ¿viste? Y yo lo miraba. Por ahí se para y me dice: “¿Bailás?”.

-Y empezaron a salir…

-Y ahí nos quedamos charlando. Fueron horas, nos matamos de risa. Yo te juro que nunca me sentí tan cómoda con nadie como con él. La primera vez que me abrazó yo dije este “es mi lugar”.  Y nos casamos al año y medio.

Pedro Viale tenía tres hijos varones.Pedro Viale tenía tres hijos varones.

-¿Lo extraña? 

-Muchísimo. No sabés cuánto. Yo tenía un montón de fotos de él, pero por respeto a mi actual pareja las saqué.

-¿Tus hijos qué opinan de lo que pasó?

-Después de que mataron a Pedro, todo se fue a la mierda. Yo no supe qué hacer con mis hijos, porque eran muy pegotes de él.

(NdR: Alan Viale fue condenado en 2019 a prisión perpetua por matar de 16 puñaladas a su pareja y Luciano tuvo varios procesos por robo. Otro hijo varón, Leonardo, es odontólogo y declarará este martes en el juicio).

Los tiros en la pared de la casa del "Lauchón". Archivo ClarínLos tiros en la pared de la casa del “Lauchón”. Archivo Clarín

-¿Piensa que la causa por la que allanaron su casa de La Reja estuvo armada?

-Yo creo que lo vinieron a matar. Aparte, los tipos ni se anunciaron, en ningún momento dijeron “Policía” ni nada.

-¿Qué pensás que va a pasar en el juicio?

-Yo dudo mucho que se sepa la verdad. Me encantaría que se supiera, pero hay muchas cosas entre medio.

María Denis es una mujer fuerte y trata de no llorar con algunas preguntas. “Qué querés que te diga. Después de lo que pasó con Pedro, pensé muy, muy seriamente, en suicidarme… ya no me quedaba nada. Pero no lo hice por mis hijos. Fueron 40 años juntos”.

ARTICULOS RELACIONADOS