8.8 C
Ushuaia
viernes, febrero 23, 2024
InicioEntrevistas ArtikaHicieron lugar al recurso de amparo y OSEF debería derivar a Tomás...

Hicieron lugar al recurso de amparo y OSEF debería derivar a Tomás pero no hay respuestas

“Desde OSEF dicen que Tomás se puede recuperar en los dos centros locales y, sino, nos dieron la opción a una derivación a Mar del Plata que recién sería en 15 días, pero a nosotros, los médicos de la Clínica de Luján nos dijeron que hay posibilidades de recuperación y la obra social no quiere mandarlo a ese lugar”, relató en Ártika Daniela Torras, la mamá de Tomás Giudici, que pelea por su vida en el Hospital Regional de Ushuaia. Desde el viernes la Justicia falló a su favor, pero “aún no tenemos respuestas”.

El 14 de enero, Tomás, de 20 años de edad, salió con sus amigos a festejar: En dos días se mudaba a Córdoba a estudiar. Tuvo un accidente en las 200 viviendas, volcó y sufrió lesiones graves que lo dejaron en coma, con riesgo de vida, craneotomía, edema subdural, fracturas varias, y edema pulmonar, entre otras cosas.

Hoy, su familia pide que el chico sea trasladado inmediatamente a una Clínica Privada de Luján, mientras que desde OSEF ofrecieron darle tratamiento en el prestigioso centro de recuperación de Mar del Plata, al cual podría ingresar recién en quince días. El viernes hicieron un Recurso de Amparo que salió a su favor, pero “aún no tenemos respuestas”, lamentó la madre.

“Tomás sigue en el Hospital Ernesto Campos porque nosotros nos negamos a una internación domiciliaria porque él requiere de cuidados que ni siquiera los dos centros de rehabilitación que hay en Ushuaia se le pueden brindar”, afirmó Daniela y detalló que el joven deportista, jugador del URC y luchador de Kotaix, “tiene el cuerpo recuperado, abre los ojos, se mueve y se sienta solo, pero no tiene conciencia, no puede hablar y tiene abierto el hueso del cráneo en dos lugares”.

Desde el Centro de Lujan, que es privado, le dijeron a la familia que en tres meses podrían intentar recuperarlo y que, de ser derivado, ingresaría a internación inmediatamente, “pero lo quieren derivar a Mar del Plata, donde hay cama recién en quince días”, lamenta la progenitora.

Los amigos, familia y compañeros de deporte de Tomás están llevando adelante muchas actividades para juntar dinero para ayudar a pagar el Centro de Lujan, cuyo costo es de unos 70 mil pesos por día. “Trasladarlo sin obra social, pagando el traslado aéreo saldría más de tres millones y ni vendiendo todo lo que tenemos podríamos hacerlo”.

Para finalizar, la madre sentenció: “Le prometí a mi hijo que voy a hacer todo lo posible para sacarlo de ahí y no voy a parar. Hago responsable a los titulares de OSEF del destino de Tomás y su situación final, porque estamos perdiendo el tiempo”.

Escuchá la nota entera:

ARTICULOS RELACIONADOS