3.8 C
Ushuaia
viernes, mayo 24, 2024
InicioSociedadLa "tormenta negra": una plaga azota en la Patagonia y nadie la...

La “tormenta negra”: una plaga azota en la Patagonia y nadie la puede parar

Desde agosto, la langosta tucura sapo arrasa en varias localidades de Chubut y temen que se expanda. Miedo en la gente y pesadilla para los productores.

Solo el nombre causa un poco de espanto. “Pero peor es verlas cuando llegan en ‘mangas’, bajando por la ladera de alguna elevación. Son como una tormenta negra, como si el cielo se pusiera oscuro. En realidad meten algo de miedo a la gente”, dijo el intendente de la localidad chubutense de Tecka, Jorge Seitune.

Tecka es una de las localidades de Chubut que se ve afectada por la plaga de la denominada tucura sapo, una especie de langosta que elimina todo el pasto que encuentra a su paso. Es imposible controlarlas al menos en estos tiempos de reproducción y de comienzo de los días calurosos. Como representan una competencia alimentaria para los animales (sobre todo las ovejas) los productores están preocupados: los animales no podrán alimentarse y no alcanzarán el peso adecuado en el próximo enero.

Por ahora, además de Tecka, las localidades más afectadas son Cushamen y Languiñeo, en Chubut. Sobre todo la primera de ellas: no hay con qué detener a esta plaga que ataca de nuevo, como lo hizo en 2016 de una manera tal que hubo temor que llegaran a la zona del valle inferior del Río Chubut, es decir a cientos de kilómetros de distancia de donde se encuentran hoy.

La tucura sapo está provocando un serio daño en los campos de Chubut. Hay preocupación entre los productores.La tucura sapo está provocando un serio daño en los campos de Chubut. Hay preocupación entre los productores.

“La clave es prevenir y atacar con insecticidas seguros cuando la especie es juvenil. Pero cuando llega a la adultez resulta más complejo porque requieren de otro tipo de remedios para atacarla”, dicen expertos del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA).

“Por ahora aquí en Tecka, algunos jóvenes montan la mochila con insecticida y van a los campos. Es decir que el ataque es artesanal. Se podría hacer de otra manera, con aviones por ejemplo, pero hay que tener en cuenta las condiciones climáticas, sobre todo los vientos”, agregó Seitune en declaraciones a FM Tiempo de Trelew. La tucura sapo también está causando inconvenientes en algunas localidades y parajes de la provincia de Río Negro.

Hay que aclarar que las tucuras son insectos que no transmiten enfermedad ni provocan lesiones a humanos ni a animales. Pero sí afectan las pasturas, el alimento de los ganados. Los pobladores de Cushamen, el departamento de Chubut más afectado, luchan para que no llegue a sus casas. Por eso, se multiplican para fumigar en los alrededores de las viviendas y para no encontrarse con la sorpresa desagradable de ver alguna de estas langostas entre sus ropas. “Antes de acostarse hay que revisar todo, por las dudas”, aseguran.

La tucura sapo y su desagradable aspecto. Desde agosto, una plaga es incontrolable en Chubut.La tucura sapo y su desagradable aspecto. Desde agosto, una plaga es incontrolable en Chubut.

Todo comenzó el 20 de agosto, cuando se produjo “una explosión” en el nacimiento de la tucura sapo. Desde ese momento, fue imposible pararla. Otra complicación es que la plaga invadió todas las fuentes de agua y los pozos. Los animales todavía pueden beber agua de los arroyos y lagunas, pero la gente tiene que ir a buscar agua en bidones a los centros urbanos de los pueblos.

El presidente de la comuna rural de Cushamen, Ricardo Millahuala, dijo que “la situación es delicada y desesperante. La tucura sapo está en muchos de los 17 parajes de nuestro ejido. Hay cuadrillas para combatirlas pero nada alcanza”. Millahuala anticipó que “está en peligro la producción de corderos y chivitos de este año porque con la presencia de esta plaga se han quedado prácticamente sin alimento”.

Pero hubo otras complicaciones. Y aunque en algunos campos se han hecho hasta tres pasada con fumigadores, el daño no se detiene. En algunos lugares se ha arrojado hasta veneno para las hormigas, sobre todo cerca de las casas porque la gente no quiere convivir con la tucura. Por eso se les pide a los dueños de cada campo que traten de frenar el avance en su predio.

Los campos arrasados por la tucura sapo.Los campos arrasados por la tucura sapo.

La tucura sapo mide 5 centímetros. Es de aspecto desagradable y no tiene alas. La llegada en cantidades que no se pueden calcular a los campos de los pueblos “es una película de terror”, como la describió Millahuala. Si bien es un bicho autóctono y se trata de controlar, por ahora todas las luchas están fracasando. Hay que esperar que pase el tiempo, y como ocurrió en otras oportunidades, se retire sola y deje de hacer daño. Nadie piensa que eso pasará en lo inmediato: por cada huevo nacen 200 crías.

ARTICULOS RELACIONADOS