6 C
Ushuaia
domingo, mayo 16, 2021
Inicio Entrevistas Artika Notas Ártika - Vecinos de la Ruta J: "Estamos siendo hostigados, queremos...

Notas Ártika – Vecinos de la Ruta J: “Estamos siendo hostigados, queremos regularizar nuestra situación”

“Sólo seis de las 48 familias que habitan en Almanza han sido regularizadas, y para ese sector pueden pasar materiales, mientras tanto, a las más de cien familias de la Ruta J no se les permite ingresar nada. Estamos siendo hostigados y queremos regularizar nuestra situación”, explicó en Ártika el vecino del sector, Luis Santa Cruz.

En la Ruta J, que conecta la Ruta N° 3 con la comunidad de Almanza, viven 123 familias entre las que hay 23 niños en edad escolar, en una “comunidad que se ha multiplicado y seguirá así, por la demanda habitacional creciente y el Estado ausente. No hay inscripción en tierras y hay gente que hace 12 años que se anotó y sus legajos no existen. La realidad es que falta el compromiso político para dar terrenos a la comunidad”.

Asimismo, Santa Cruz denunció que el único río que hay en la zona y provee de agua a todos los residentes está contaminado. Según el vecino, la posta de Vialidad Nacional que está instalada sobre la ruta, así como también las instalaciones del Cerro Castor, “no tienen servicio de agua ni cisterna propia, y su desagüe cloacal va al caudal que pasa por el costado de las viviendas y es el único afluente sobre Ruta J”.

En 2017 los vecinos ya habían denunciado que el Cerro Castor tiraba sus residuos al río y todo quedo, como siempre, en la nada. Ahora se suman al reclamo las aguas servidas de Vialidad Nacional. Ph. cortesía Shelknamsur.

En otro orden, Santa Cruz repudió el accionar del Gobierno Provincial, que paró una máquina retroexcavadora que se encontraba haciendo trabajos en la zona: “Queríamos hacer los pozos ciegos para que las napas no queden a la superficie, tal como están ahora; así como también pretendíamos realizar una especie de entrada de auto para los vecinos, que deben dejar actualmente los vehículos sobre la Ruta J, lo cual, al ser el camino angosto, constituye un grave peligro para la seguridad de todo el que la transite, sobre todo en caso de emergencia por incendio o salud”.

“Acá viven docentes, estatales, municipales, gente de la fábrica, personal de salud, es decir, personas de todos los sectores que se afincan en el lugar porque así lo sienten y les gusta, porque en este lugar no tenemos nada y, sin embargo, las familias se instalan, así como lo hicieron en alguna oportunidad en Ushuaia.

Desde la Asociación Vecinal de la Ruta J presentaron ante el Concejo Deliberante de Ushuaia – en el marco de la inminente ampliación del ejido urbano de la capital – “una nota para que los vecinos seamos considerados, se nos regularice y de paz”.

Por último, Santa Cruz comentó que “también queremos un ATN, un convenio marco con Vialidad para que ahí se ensamble la turbina que nos provea de electricidad, porque así como se preocupan por las 48 familias que residen en Almanza, nosotros también tenemos derechos”.

Escuchá la nota entera:

 

ARTICULOS RELACIONADOS