3.8 C
Ushuaia
viernes, mayo 24, 2024
InicioCienciaRestos de un meteorito podrían develar una de las grandes preguntas de...

Restos de un meteorito podrían develar una de las grandes preguntas de la humanidad

El meteorito cayó a la Tierra en 2021 y podría aportar grandes respuestas a la ciencia.

Un antiguo meteorito que se estrelló en la entrada de una casa del Reino Unido puede haber resuelto el misterio de la procedencia del agua de la Tierra.

La roca espacial de 4.600 millones de años de antigüedad, que aterrizó frente a la casa de una familia en la localidad inglesa de Winchcombe en febrero de 2021, contiene agua que se asemeja mucho a la composición química del agua que se encuentra en la Tierra, lo que ofrece una posible explicación de cómo nuestro planeta fue sembrado con la sustancia que da vida.

Cuando los planetas rocosos interiores del joven sistema solar se unieron por primera vez, a partir de las nubes calientes de gas y polvo que se agitaban cerca del sol, estaban demasiado cerca de nuestra estrella para que se formaran océanos.

El meteorito traería "agua pesada". Y sería un hallazgo extraodinario.El meteorito traería “agua pesada”. Y sería un hallazgo extraodinario.

De hecho, más allá de un punto determinado, llamado línea de congelación, ningún hielo podía escapar a la evaporación, lo que convertía a la joven Tierra en un paisaje estéril e inhóspito. Los científicos creen que esto cambió tras el enfriamiento de la Tierra, cuando un aluvión de asteroides helados procedentes del sistema solar exterior trajo agua congelada a nuestro planeta para que se derritiera.

Ahora, un nuevo análisis del meteorito Winchcombe, afianza esta teoría.

El meteorito que podría revelar los orígenes del agua se estrelló en Inglaterra.El meteorito que podría revelar los orígenes del agua se estrelló en Inglaterra.

La roca que llegó desde la órbita de Júpiter

La roca espacial, un tipo raro de roca rica en carbono llamada condrita carbonácea, se recogió apenas unas horas después de estrellarse contra el suelo y, por tanto, no está contaminada en su mayor parte, lo que la convierte en “uno de los meteoritos más prístinos disponibles para el análisis”; ofrece “un tentador vistazo en el tiempo a la composición original del sistema solar”, afirma el autor principal, Ashley King, investigador del Museo de Historia Natural de Londres.

Para analizar los minerales y elementos del interior de la roca, los investigadores la pulieron, la calentaron y la bombardearon con rayos X y láser, revelando que procedía de un asteroide en órbita alrededor de Júpiter y que el 11% de la masa del meteorito era agua.

El hidrógeno del agua del asteroide se presentaba en dos formas: el hidrógeno normal y el isótopo del hidrógeno conocido como deuterio, que constituye el “agua pesada”.

El meteorito hallado en la localidad inglesa de Winchcombe cambiaría el rumbo de las investigaciones.El meteorito hallado en la localidad inglesa de Winchcombe cambiaría el rumbo de las investigaciones.

Los científicos descubrieron que la proporción entre el hidrógeno y el deuterio coincidía con la del agua de la Tierra, lo que implica que el agua del meteorito y la de nuestro planeta comparten un punto de origen. En el interior de la roca también se encontraron aminoácidos, los componentes básicos de las proteínas y de la vida posterior.

Para ampliar esta investigación, los científicos podrían analizar otras rocas espaciales que flotan alrededor del sistema solar, como el asteroide Ryugu, del que también se ha descubierto que contiene los componentes básicos de la vida.

ARTICULOS RELACIONADOS