5.8 C
Ushuaia
sábado, mayo 18, 2024
InicioPolicialesBebés muertos en Córdoba: piden agravar la acusación contra la enfermera del...

Bebés muertos en Córdoba: piden agravar la acusación contra la enfermera del hospital Neonatal

La querella solicitó imputar por “alevosía” a Brenda Agüero en los homicidios que se le adjudican.

Uno de los abogados querellantes solicitó este martes que se amplíe la acusación a la enfermera imputada y detenida en el marco de la causa en la que se investiga la muerte de bebés nacidos sanos, ocurridos el año pasado en el Hospital Materno Neonatal “Ramón Carrillo” de la ciudad de Córdoba. Consideran que actuó con “alevosía” en los homicidios que se le adjudican.

El abogado Carlos Nayi, uno de los querellantes que representa a mamás de bebés fallecidos, fue quien le solicitó formalmente al fiscal de instrucción Raúl Garzón que se amplíe la calificación aplicándole ese agravante sobre los hechos que se le atribuyen a la enfermera Brenda Agüero, de 27 años.

La mujer está detenida desde el 19 de agosto del año pasado y enfrenta la acusación por los delitos de “homicidio calificado por aplicar método insidioso al suministrar potasio incompatible para la vida”, que sería la causa de fallecimientos de cinco bebés nacidos sanos, que ocurrieron entre marzo y mayo de 2022.

También se le adjudica la “tentativa de homicidio” sobre ocho niños que sobrevivieron a la presunta maniobra que se le adjudica a la enfermera que se desempeñaba en ese centro de salud pública provincial.

Bebés fallecidos en el Hospital Neonatal de Córdoba. Fotos Javier CortezBebés fallecidos en el Hospital Neonatal de Córdoba. Fotos Javier Cortez

Nayi fundamentó el pedido de ampliación de la acusación al afirmar que “las pruebas evidencian que obró con alevosía, con sigilo, sin riesgo personal y asegurándose el proyecto criminal por la función que cumplía” en la Sala de Recuperación del neonatal, tras la evidencia de las pruebas.

“La maniobra criminal estuvo gobernada por la acechanza, la traición y la muerte escondida detrás del guardapolvo blanco”, aseveró Nayi a la agencia Télam y añadió que, en caso de confirmar su culpabilidad con el avance de la investigación, “la única sanción penal que la espera es la prisión perpetua”.

La enfermera Agüero y la ex directora del neonatal, Liliana Asís, imputada por “encubrimiento agravado, omisión de los deberes de funcionario público y falsedad ideológica”, son las dos únicas detenidas en la causa. Asís fue detenida el 22 de febrero último.

La causa, que comenzó a investigarse en agosto del año pasado, tuvo 11 imputados, entre ellos al entonces ministro de Salud provincial, Diego Cardozo.

En el marco de la investigación, en la primera semana de septiembre del año pasado, el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) exhumó los cuerpos de tres bebés para someterlos a estudios científicos, a los efectos de tratar de determinar la identidad y las causas de sus muertes.

Las exhumaciones correspondieron a bebés que habían nacido y fallecido el 18 de marzo, 23 de abril y 23 de mayo, en todos los casos sucedidos el año pasado, en tanto la investigación principal alcanza a cinco bebés nacidos sanos los días 18 de marzo, el 23 de abril, el 23 de mayo y otros dos el 6 de junio.

“Yo no aplicaba inyecciones a los bebés”, dijo la enfermera desde la cárcel

A fines del año pasado, Brenda Agüero rompió el silencio desde el penal de Bouwer con la emisora local LV3, insistió con su inocencia y aseguró que “no hay ninguna prueba” en su contra. También dijo que ella “no aplicaba inyecciones” a los recién nacidos.

Agüero está imputada por los cinco fallecimientos que investiga la Justicia y otros ocho que sobrevivieron de esa presunta maniobra, y aunque se declaró “inocente” admitió que a su entender “hubo intencionalidad en el caso”.

“Con todo lo que pasó no quedan dudas que sí hubo intencionalidad. Pero cuando empezaron a pasar cosas raras yo les avisé (a las autoridades del centro asistencial) y no hicieron nada”, se defendió.

También sostuvo que “si bien las autopsias dicen que los bebés dieron potasio elevado, en los bebés fallecidos no especifican que sean por potasio; lo único que dice es que se pudo haber administrado potasio u otra sustancia”, se quejó.

“Le dije al fiscal que me tiene detenida injustamente porque no tiene ninguna prueba en mi contra. Lo único que tiene es que yo estuve (trabajando) en el hospital y nada más”, aseveró, al referirse a su declaración indagatoria.

Por esa razón el abogado Juan Pedro García, defensor de Agüero, había recusado al fiscal Garzón. Un planteo que fue rechazado por la Justicia.

“Yo no aplicaba inyecciones a los bebés. Yo trabajaba en la parte de obstetricia con las mamás, no con los bebés. Manipulaba jeringas con analgésicos, pero con ellas en el preparto cuando tenían dolores”, especificó la enfermera durante la charla radial.

Al ser consultada sobre archivos vinculados a aplicación de potasio que le fueron secuestrados desde sus dispositivos electrónicos, Agüero dijo que se trataba de “material de estudios que estaba realizando y se los había pasado a una colega”.

ARTICULOS RELACIONADOS