-0.2 C
Ushuaia
miércoles, mayo 22, 2024
InicioInternacionalCrisis y tensión en Francia: Emmanuel Macron enfrenta la décima marcha nacional...

Crisis y tensión en Francia: Emmanuel Macron enfrenta la décima marcha nacional en su contra y París amanece blindada

Habrá 240 manifestaciones en todo el país en contra de la reforma jubilatoria. Se espera la presencia de 1.000 manifestantes radicalizados, muchos llegados del exterior.

La décima jornada de movilización en Francia contra las reformas jubilatorias se realizará en la tarde de este martes, en un clima de tensión, con 240 manifestaciones en todo el país. Los sindicatos están llamando ”a una mediación” con el gobierno, para frenar una violencia callejera que amenaza sumergir al país en una crisis completa. Una manifestación de alto riesgo. Se espera la presencia de 1.000 manifestantes radicalizados, muchos llegados del exterior de Francia.

“Hay que hacer una pausa sobre la medida de 64 años y hacer una mediación”, pidió Laurent Berger, el líder de la central obrera moderada CFDT.

A él se sumó Philippe Martínez, el ahora ex líder de la CGT, que anunció que la intersindical va a escribir al presidente Emmanuel Macron una proposición para resolver el conflicto social. “Al tener en cuenta que la movilización no se debilita, hemos propuesto una vez más al gobierno y sobre todo, al presidente de la República suspender su proyecto y nombrar una mediación”, dijo Martínez, que viene de abandonar su liderazgo.

París cerrada, vacía y con basura. Foto: BloombergParís cerrada, vacía y con basura. Foto: Bloomberg

Temor a los black blocs

El gobierno hasta ahora no cede y teme este martes una movilización fuera de control, copada por los Black Blocs, que sea aun peor que la del jueves pasado. Solo en Paris habrá 5000 policías desplegados y 13.000 en todo el país, donde temprano ya se habían iniciado algunas marchas.

El ministro del interior Gerard Darmanin previene sobre un dispositivo de seguridad “inédito” para encuadrar las manifestaciones y evitar la violencia. El temor que se repitan las escenas de extrema violencia en Sainte Soline, en Deux Sevres, donde hay cinco personas heridas en coma. O la violencia como en los Grandes Boulevares y la Opera, donde los enfrentamientos fueron brutales y terminaron con la destrucción de vidrieras, quemas de edificios y dejaron a París atónita frente a la violencia y los incendios.

La manifestación en Paris comenzará en la plaza de la República y finalizará en la Plaza de la Nacion. El trayecto parece blindado en el barrio XI de Paris. Los comerciantes del Boulevard Voltaire, por donde hasta ahora pasará el cortejo original, han cubierto sus vidrieras con estructuras de metal para protegerlo de la destrucción.

Comerciantes hartos de la violencia

Los restaurantes y las boutiques temen lo peor. Los bancos, como el LCB y las aseguradoras, parecen una fortaleza. Pero quienes más temen son los pequeños comerciantes: aquellos que tienen un mercadito o un kiosco, que se protegen bajando la cortina metálica, en Voltaire y sus alrededores.

Los bares sufren al igual que los restaurantes. Los parisinos no salen ante el temor a las marchas pero también a las manifestaciones salvajes, que surgen en cualquier momento.

“Estamos hartos. Primero eran los Chalecos Amarillos, después el Covid, ahora las huelgas. Nadie va a la oficina. Hay 9 millones de personas en teletrabajo y no consumen”, explicó Semroud Amara, gerente de Chez Papa sobre el boulevard Voltaire.

La policía le advirtió que “hoy será terrible. Ya nos han avisado. La tensión será terrible y corremos el riesgo de que haya un drama”,agrega.

Desde la noche del lunes, la policía ya está desplazada en los lugares más sensibles del trayecto y sus calles adyacentes. Si los Black Blocs logran infiltrar la cabecera de la marcha, el cortejo se frena y se deriva a otra calles para preservar a los manifestantes pacíficos.

La policía teme a los Black Blocks y a los jóvenes, que serán mayoría en la marcha. Se han sumado al movimiento los estudiantes de los liceos y los estudiantes. Se esperan al menos 60,.000 en la manifestación.

En Niza las marchas comenzaron temprano. Foto: EFEEn Niza las marchas comenzaron temprano. Foto: EFE

“El riesgo es real hoy. Todo se puede producir. El riesgo de conflagración es real y hemos avisado a los comerciantes”, alertó Emmanuel Gregoire, primer adjunto de la alcaldía de Paris.

Cólera extendida

La cólera se expande y está centrada en el presidente Emmanuel Macron. Los manifestantes sindicales quieren manifestar pacíficamente pero creen que la testarudez presidencial es el origen de esta bronca, que deriva en violencia.

Macron se reunió el martes con el Consejo de Ministros y dijo que “continuará extendiendo la mano” a los sindicatos. Para ellos, el mantenimiento del orden es responsabilidad del estado y hasta ahora, han mediatizado las protestas mostrando solo la violencia y no solo la manifestación que marcha pacíficamente.

“Nosotros vamos a continuar protegiendo a los manifestantes pacíficos. Aquello que desborda, los vándalos, los Black Blocs son responsabilidad del estado. Los sindicatos desplazamos 400 personas para asegurar nuestra manifestación”, explicó Laurence Escure, secretario general de la Unión Nacional de Sindicatos Autónomos.

Prohibición del a Brav M

Una petición llega a los 100.000 firmas para pedir la eliminación de las Brav M, la brigada de represión de acciones violentas motorizadas. Esta formado por dos policías en una moto: uno conduce y el otro dispara granadas o gases. No es una unidad para el mantenimiento del orden sino un invento de un ex prefecto durante el conflicto con los Chalecos Amarillos, que sirve para frenar a los “casseurs” o vándalos , que ahora está siendo utilizada para las manifestaciones radicalizadas.

La brigada se comporta con brutalidad en el uso de granadas mutilantes y la represión. Deja heridos y mutilados en sus intervenciones y se han grabado sus abusos, que están siendo investigados. Los especialistas creen que deben ser enviados a reentrenar al centro de formación de la gendarmería en Saint Astiere.

La huelga continúa en Francia. Hay vuelos anulados el jueves y viernes. Trenes y Metros reducidos. La tensión se ha iniciado en Rennes, donde los bomberos fueron obligados a partir bajo insultos  cuando querían combatir un incendio de los manifestantes.

ARTICULOS RELACIONADOS