5.8 C
Ushuaia
sábado, mayo 18, 2024
InicioInternacionalEl humo de los incendios forestales oculta el sol y provoca alertas...

El humo de los incendios forestales oculta el sol y provoca alertas sanitarias en gran parte de EE.UU.

El humo cruzaba la frontera desde Canadá, donde cientos de incendios forestales siguen sin control, y se espera que las peligrosas condiciones del humo persistan hasta el miércoles y quizás hasta finales de la semana.

El martes, una humareda provocada por los incendios forestales canadienses asfixió una franja del este y el norte de Estados Unidos, y las autoridades advirtieron a los residentes con riesgos para la salud que permanecieran en sus casas y mantuvieran las ventanas cerradas.

Se emitieron alertas sanitarias desde Nueva York hasta las Carolinas, y tan al oeste como Minnesota.

Un grupo de personas asiste a una clase matinal de yoga en la plataforma de observación The Edge mientras una bruma causada por el humo de los incendios forestales que arden en Canadá se cierne sobre Manhattan en Nueva York, Estados Unidos, 07 de junio de 2023. EFE/EPA/JUSTIN LANEUn grupo de personas asiste a una clase matinal de yoga en la plataforma de observación The Edge mientras una bruma causada por el humo de los incendios forestales que arden en Canadá se cierne sobre Manhattan en Nueva York, Estados Unidos, 07 de junio de 2023. EFE/EPA/JUSTIN LANE

En Nueva York, el humo podía saborearse y olerse, y envolvió la Estatua de la Libertad, el Empire State Building y otros monumentos emblemáticos de Manhattan en un manto de neblina gris anaranjada.

IQAir, una empresa tecnológica que hace un seguimiento de la calidad del aire y la contaminación, afirmó que la calidad del aire de Nueva York era una de las peores del mundo el martes por la noche; la ciudad no suele figurar entre las 3.000 primeras.

El humo cruzaba la frontera desde Canadá, donde cientos de incendios forestales siguen sin control, y se espera que las peligrosas condiciones de humo persistan hasta el miércoles y quizás hasta finales de la semana.

“Va a estar aquí por un tiempo”, dijo Bryan Ramsey, meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional en Nueva York.

Es posible que las condiciones se suavicen el miércoles, dijo, antes de que otro manto de humo descienda sobre la costa este por la tarde.

En Carolina del Norte, el Departamento de Calidad Ambiental del estado dijo que el estado estaría bajo Código Rojo o Código Naranja alertas de calidad del aire hasta el miércoles debido a la “rápida subida de los niveles de contaminación de partículas finas atribuido al humo” de los incendios forestales.

Las autoridades están instando a los residentes, especialmente a los que padecen asma, a permanecer en el interior en la medida de lo posible.

La bruma provocada por el humo de los incendios forestales que arden en Canadá se cierne sobre Manhattan. EFE/EPA/JUSTIN LANELa bruma provocada por el humo de los incendios forestales que arden en Canadá se cierne sobre Manhattan. EFE/EPA/JUSTIN LANE

En las imágenes por satélite, el humo parecía especialmente denso en algunas zonas de Quebec, Ontario y Nueva York.

Los peores efectos se produjeron en Canadá, donde ardían más de 400 incendios forestales activos, según el Centro Interinstitucional Canadiense de Incendios Forestales, lo que agravó una temporada de incendios forestales activos que se espera que empeore.

Catástrofe

Más de 200 incendios, muchos de ellos en Quebec, estaban ardiendo fuera de control, dijo la agencia.

Toronto se situó brevemente entre las 10 peores ciudades en cuanto a calidad del aire el martes.

Se calcula que unas 26.000 personas habían sido evacuadas el lunes en todo Canadá, según declaró en rueda de prensa Bill Blair, Ministro de Seguridad Pública canadiense.

“Las imágenes que hemos visto en lo que va de temporada son de las más graves jamás vistas en Canadá”, dijo Blair.

Cientos de soldados fueron desplegados por todo Canadá para ayudar en las labores de extinción.

Muchos canadienses que tuvieron que evacuar en los últimos días tuvieron apenas unas horas para empacar antes de huir, dijo el primer ministro Justin Trudeau en la conferencia de prensa.

“Es un momento que asusta a mucha gente”, dijo Trudeau.

Trudeau dijo el lunes que las previsiones indicaban que “esta puede ser una temporada de incendios forestales especialmente severa durante todo el verano.”

Este año se han producido más de 2.200 incendios forestales en Canadá, según la agencia contra incendios del país.

Aunque es difícil relacionar un brote de incendio concreto con el cambio climático, un informe histórico de las Naciones Unidas concluyó el año pasado que el riesgo de incendios forestales devastadores en todo el mundo aumentaría en las próximas décadas a medida que el cambio climático intensificara aún más lo que el informe denominaba una “crisis mundial de incendios forestales.”

A medida que se prolongue la crisis de la calidad del aire, los adultos mayores, los niños y las personas con afecciones cardiacas o pulmonares, incluida el asma, estarán especialmente en peligro, advirtieron las autoridades.

La organización New York Road Runners, propietaria y organizadora del Maratón de Nueva York, instó el miércoles a los corredores que viven en zonas contaminadas por el humo a considerar la posibilidad de no correr en el Día Mundial del Corredor.

Jennifer Stowell, becaria posdoctoral de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Boston, que ha estudiado los efectos de los incendios forestales sobre la salud, declaró a The New York Times en 2020 que el humo de los incendios forestales “puede ser más tóxico” para los pulmones que la contaminación atmosférica urbana habitual.

En Oswego, Nueva York, a orillas del lago Ontario, el humo creó una neblina que se asentó sobre la ciudad el martes y dio al cielo un tinte amarillento la mayor parte del día.

Al anochecer soplaba una brisa constante, pero el olor a humo seguía siendo perceptible y las calles estaban casi vacías.

Los distritos escolares del condado de Oswego cancelaron los eventos deportivos y las actividades extraescolares al aire libre.

La Liga Infantil de Oswego dijo que cancelaba todos sus partidos por precaución. Incluso se pospuso una ceremonia del Día D prevista en la cercana ciudad de Fulton para honrar a un soldado que recibió la Medalla de Honor por sus acciones el 6 de junio de 1944.

Aunque los Yankees siguieron jugando, su equipo de ligas menores canceló un partido en Moosic, Pennsylvania.

Ciudad ahumada

En Manhattan, el martes por la noche, algunos viajeros se asustaron por el olor.

En la estación de metro de West 86th Street y Broadway, sobre las 18.45, los pasajeros subieron las escaleras y salieron a la calle jadeando.

El cielo era de un extraño gris anaranjado y el aire fresco olía a humo.

“Esta mañana olía a tostada quemada, pero ahora es más como una hoguera”, dijo Benjamin Lukas, de 47 años, que se dirigía al departamento de su madre para prepararle la cena.

“Es simplemente salvaje”.

A Lukas le preocupaba la respiración de su madre, y esperaba que tuviera las ventanas cerradas, a pesar del costo del aire acondicionado.

Para algunos neoyorquinos, la noticia de los incendios forestales de Canadá fue una sorpresa, incluso mientras respiraban el aire humeante.

“¿Esto es lo que es?”, preguntó Joe Lerner, mientras esperaba un colectivo urbano.

“Me imaginaba que era un incendio en un edificio o algo así”. Ya le dolía un poco la garganta.

De repente, las mascarillas COVID estaban muy solicitadas.

De camino a casa desde el trabajo en el Upper West Side de Manhattan, Genevieve Cruz hacía una parada rápida en el CVS de Amsterdam Avenue, con la esperanza de que la farmacia siguiera vendiendo mascarillas.

“Solía llevar siempre una para el COVID”, dice.

“No puedo creer que ya no tenga ni una”.

ARTICULOS RELACIONADOS