1.8 C
Ushuaia
sábado, abril 20, 2024
InicioPolíticaJavier Milei pidió apoyo para restituir el Impuesto a las Ganancias: los...

Javier Milei pidió apoyo para restituir el Impuesto a las Ganancias: los gobernadores peronistas se oponen

  • El Presidente recibió a los 24 mandatarios provinciales. Reclamó aval legislativo para revertir la eximición impuesta por Sergio Massa en la campaña.

La primera reunión de Javier Milei con los gobernadores tuvo asistencia perfecta. Los 23 mandatarios provinciales y el jefe de gobierno porteño llegaron puntales a la Casa Rosada para primera cumbre con el Presidente. El paquete de reformas, el DNU en camino, la obra pública, el ajuste, la compensación a las provincias por Ganancias y la eliminación de las PASO, sobre la mesa de negociación. El Presidente impulsa una marcha atrás con el impuesto de manera transitoria y pidió respaldo para sus medidas. Los gobernadores del peronismo reclaman una alternativa.

El jefe de Estado no abandonó nunca el encuentro de dos horas y media -y por momentos tenso- con gobernadores, en la Salón Eva Perón de Balcarce 50. Lo acompañaron también el titular de Diputados Martin Menem, la vicepresidenta Victoria Villarruel, la secretaria general de Presidencia Karina Milei, el jefe de Gabinete Nicolás Posse y el ministro del Interior Guillermo Francos, que el viernes había mantenido una reunión virtual preparatoria con los gobernadores, que resultó vital para que el Gobierno diera marcha atrás con el aumento de retenciones a las economías regionales.

El Presidente, que habló 40 minutos corridos en los que justificó el ajuste en marcha, tomó nota de los reclamos de los gobernadores y les contestó al final del encuentro, promueve la idea de dar marcha atrás de manera transitoria con la reforma del impuesto a las Ganancias que el Congreso sancionó en septiembre y que él mismo votó. Tras el encuentro entre Milei y los gobernadores, altas fuentes de la Casa Rosada aseguraron que “por la urgencia económica”, se revertirá la reforma y que el impuesto se incluirá en el Presupuesto que el Gobierno se prepara para enviar al Congreso junto con los paquetes de reforma.

Durante la reunión, en la que los gobernadores debieron dejar sus celulares afuera del salón, el Presidente señaló que, aunque preferiría no dar de baja las modificaciones, es la única alternativa para llegar al equilibrio fiscal, que volvió a calificar como “innegociable”. Un mandatario provincial dijo a Clarín que Milei también defendió el aumento de retenciones a las economías regionales (que finalmente congeló) y sostuvo que la brecha del dólar era más gravosa que el impuesto a las exportaciones. El Presidente adelantó que esas medidas también serán transitorias, porque piensa eliminar las retenciones y justificó el ajuste por el peligro de la hiperinflación.

“Se les pidió el apoyo a los gobernadores para el tratamiento de esta norma para las transformaciones en la economía que pretende llevar adelante el presidente”, resumió Francos en una declaración a la prensa con tres gobernadores en la que no se admitieron preguntas.

Acompañado por el salteño Gustavo Sáenz, el catamarqueño Raúl Jalil y el cordobés Martín Llaryora, el ministro del Interior volvió a reiterar que el Gobierno enviará la ley ómnibus al Congreso a fines de esta semana, aunque evitó dar detalles del mismo. “Estamos en un momento muy difícil en el que nunca tendríamos que haber caído. Tenemos que estar juntos y unidos. Todos los gobernadores le manifestamos que queríamos trabajar con él. Necesitamos que a la Argentina le vaya bien”, refrendó Llaryora, el primer gobernador en pisar la Casa Rosada en la era Milei. La cercanía del mandatario provincial con el Gobierno tiene una explicación: el 75% de los cordobeses votaron por el libertario en el balotaje.

El catamarqueño Jalil fue uno de los 8 integrantes de la disminuida “Liga de gobernadores” de UxP que rubricó un duro comunicado en contra del ajuste del Gobierno y a favor de buscar una salida alternativa -modificar el impuesto al cheque- para que las provincias recuperen los recursos coparticipable que perdieron. “La pérdida de recursos coparticipables, el freno de la obra pública, la anunciada reducción de subsidios y demás medidas, afecta directamente a los recursos provinciales: no desfinancia a los gobiernos, sino a los pueblos que habitan las provincias argentinas”, dice el texto.

Varios de los gobernadores del peronismo habían llegado a la Rosada, tras reunirse con la cúpula de la CGT, con la decisión de insistir con la propuesta de coparticipar para compensar la merma por Ganancias con el 70 por ciento del impuesto al cheque que le llevaron a Sergio Massa antes de que terminara su gestión. Milei resiste la idea. “No va a caminar esa propuesta”, señalaron cerca de dos gobernadores de JxC. Ni siquiera el entrerriano Rogelio Frigerio -señalado como el autor intelectual de esa idea- la sigue defendiendo. En la Rosada lo descartan, porque desfinanciaría a la Nación.

Los ejecutivos provinciales del peronismo (que apoyaron la reforma en el Congreso) y los de JxC están obsesionados con evitar el costo político de una medida impopular, agravada por la suba de la inflación. Tras el encuentro, en el entorno de algunos gobernadores confiaron que Milei se comprometió a anunciar la reversión de Ganancias y explicar los motivos. En la Rosada no lo confirman, pero el Presidente ya hizo saber que está dispuesto a poner en juego su capital político a cambio de que los gobernadores acompañen su batería de reformas en el Congreso.

“Consideramos que (la opción de coparticipar el impuesto al cheque) tiene un impacto diferente en el asalariado; volver a instalar el impuesto a las Ganancias sobre las rentas de cuarta categoría es ir contra el bolsillo de los que más están sufriendo con la inflación. Coparticipar el impuesto al cheque compensa perfectamente”, dijo el gobernador de Neuquén Rolando Figueroa, antes de ingresar a la Rosada. En la Rosada ya dieron por muerta esa posibilidad.

En la previa de la reunión, cerca de Axel Kicillof -que se sentó muy cerca de la cabecera que ocupó el Presidente– enfatizaron que si el Gobierno quiere restituir Ganancias, tiene que quedar claro que no es por pedido de los gobernadores. “Es una decisión de Milei”, destacaban en la gobernación bonaerense. En la Rosada el mandatario bonaerense fue uno de los que más discutió con el el Presidente, junto con el riojano Ricardo Quintela.

El gobernador preferido de Cristina Kirchner ya asoma como el opositor más visible del libertario. El lunes confrontó con el Gobierno por el pedido de ayuda para Bahía Blanca tras el temporal y el martes desde su entorno apuntaron contra la decisión de volver a bajar el mínimo no imponible. “Es una decisión del Presidente que prefiere cobrarle impuestos a la clase media en medio de una fenomenal transferencia de recursos por la devaluación”, señalaron en la gobernación aunque la reforma requerirá del acompañamiento de fuerzas opositoras en el Congreso. Reclama además más recursos coparticipables para la Provincia.

Los gobernadores volvieron a pedir por la obra pública. Milei reiteró que se terminarán las que estén en marcha y las que cuenten con financiamiento de organismos multilaterales. Los mandatarios provinciales también pidieron por las deudas en dólares que mantienen y el Presidente les devolvió que podían contar con el asesoramiento de la secretaría de Finanzas.

El Presidente volvió a pedir a los gobernadores acompañamiento para eliminar las PASO. El Gobierno también evalúa avanzar con un proyecto de boleta única.

En JxC el jefe de Estado encuentra más eco y hasta entusiasmo. El sanjuanino Marcelo Orrego calificó la quita de Ganancias como una “medida electoralista”. “Vamos a charlar con el Presidente la manera de poder compensar a las provincias. Queremos que le vaya bien al Presidente”, señaló Orrego. Subsidios, transporte y obra pública también se esperaba que fuera parte del temario.

Los gobernadores llegaron a Balcarce 50 sin tener conocimiento sobre el contenido de las reforma cuyo envío al Congreso el Gobierno dilata. “No sabemos el contenido”, señaló un gobernador. No se llevaron demasiadas certezas.

Algunos no necesitaron conocer el detalle de las medidas y adelantaron que apoyarán los cambios que empuja el Presidente. “Vamos a escuchar las medidas. Vamos a acompañar el cambio que viene en la Argentina y que la gente votó. Vamos a acompañar el achique del Estado, creemos en un Estado eficiente, que resuelve los problemas y sin déficit”, expuso el santafesino y referente radical Maximiliano Pullaro.

ARTICULOS RELACIONADOS