1.8 C
Ushuaia
sábado, abril 20, 2024
InicioSociedadTrágico incendio en el Bajo: la mujer que hizo todo bien y...

Trágico incendio en el Bajo: la mujer que hizo todo bien y murió y la desesperación de una madre por su hija

  • Fue un día de furia y caos en Alem y Viamonte, donde se prendió fuego una empresa de computación en uno de los pisos.

Natalia llegó desesperada preguntando por su hija. Vive en el edificio que se incendió en Alem y Viamonte. Parada en la esquina, veía con terror a los bomberos apagar las llamas que aún ardían. Estaba en el trabajo cuando familiares le avisaron por celular que la torre donde ella vivía con su hija se estaba prendiendo fuego.

El Bajo porteño vivió una revolución en la mañana de este martes cuando se desató el incendio en Alem 668, al parecer en un piso donde funciona una empresa de computación. Varias personas quedaron atrapadas en la terraza y 36 fueron trasladadas a hospitales. Una mujer no resistió y murió producto de las quemaduras. Fue hallada entre los pisos 7 y 8 de un inmueble de 14.

“Yo vivo en el cuarto D. No sé dónde está mi hija. Nadie me dice nada. Hace media hora que estoy esperando”, decía Natalia con desesperación. Un amigo, que estaba a su lado con un celular en la mano, le preguntó si había podido hablar con el portero. “No me responde”, contestó angustiada.

Este cronista -que había charlado antes con el encargado- se lo señaló: estaba justo detrás de ella. Al verlo, Natalia corrió hasta el hombre, que tampoco pudo ayudarla. “Vení, preguntémosle a la policía. Ellos seguro saben”. En ese momento, la abordaron varios movileros. “No sé dónde está mi hija. Déjenme tranquila”, respondió ante el asedio de los micrófonos y las cámaras.

Varias personas fueron internadas por tragar humo. Varias personas fueron internadas por tragar humo.

La escena era de película, de catástrofe. Dónde se mirara había caos: bomberos tirando agua, paramédicos atendiendo gente asfixiada, policías cortando la calle, ambulancias yendo y viniendo; ruido de sirenas que aparecían y se alejaban con un eco por las calles. Y curiosos, muchos curiosos que se agolpaban en las esquinas, como espectadores de una tragedia.

“En la búsqueda que se estaba realizando de posibles víctimas, el personal encontró lamentablemente una persona sin vida. Fue constatado por personal médico de triaje”, confirmó el comandante Diego Coria, jefe de la Compañia Zona 3.

“Es mayor de edad, de entre 30 y 35 años, tiene quemaduras y estaba en la zona del siniestro”, agregó el titular del SAME, Alberto Crescenti y agregó: “En este caso la mujer hizo lo que tenía que hacer, bajó por escaleras en lugar del ascensor. A veces lo recomendable es quedarse adentro del departamento, tapar con toallas mojadas la puerta, quedarse cerca del agua, pero una cosa es decirlo y otra es lo que pasó esta mujer”.

Entre ese bullicio de caras atónitas, escondidos de las lentes de las cámaras, había un grupo de vecinos del edificio incendiado, mirando cómo los bomberos extinguían las últimas llamas. Patricia miraba con los brazos cruzados. Sin poder hacer nada más que observar lo que había quedado de la torre. Vive en el quinto. Y de milagro su departamento no se incendió. “Me di cuenta de que pasaba algo cuando el humo se filtró por la puerta. Tuve la suerte de que salí justo al principio, cuando el fuego estaba empezando”.

Los bomberos lograron extinguir el fuego con éxito, pero las llamas se cobraron una víctima. Los bomberos lograron extinguir el fuego con éxito, pero las llamas se cobraron una víctima.

Los vecinos cuentan que en el sexto -el piso que se prendió fuego- había una empresa de reparación de notebooks. “Según nos dijeron una persona quiso conectar algo, hubo un cortocircuito y se prendió fuego el enchufe”, comentó Danilo, que vive en el tercero. El estaba trabajando en su casa cuando escuchó un ruido, como una explosión. “Pensé que alguien se había tirado por la ventana”, dijo. Pero luego sintió olor a quemado. Cuando abrió la puerta de su departamento vio humo en el pasillo. “Rápidamente, agarre todo lo que pude y baje corriendo las escaleras”.

Varios vecinos lograron escapar milagrosamente. Varios vecinos lograron escapar milagrosamente.

También, entre el tumulto, estaba Sergio, el encargado. A su lado estaba su hija llorando. “Cuando vi por tele que se estaba prendiendo fuego el edificio, vine corriendo”, dijo la chica con la voz entrecortada. Temía por la vida de su papá, ya que vive en el último piso. Sergio no estaba cuando arrancó el incendio: “Yo estaba en la calle y de pronto vi cómo las llamas empezaban a crecer. Fue espantoso”.

Una mujer murió por causa del incendio. Una mujer murió por causa del incendio.

El incendio destruyó los últimos seis pisos del edificio. de Alem 668. La mayoría eran viviendas. En segundo funciona una dependencia del Registro del Automotor y el noveno estaba vacío. Cuando llegaron los bomberos, algunas personas quedaron atrapadas en la terraza. Fueron rescatadas después y llevadas a los hospital.

El SAME declaró el alerta rojo en todos los hospitales porteños y desplegó ambulancias a lo largo de la avenida para atender a los heridos en colaboración con personal policial de la Comisaría Comunal 1D, que asistió con los controles de tránsito en la zona conjuntamente con personal de Tránsito y Agentes de Prevención.

Crescenti informó que en el operativo fueron atendidas más de 80 personas. Y trasladados a los hospitales Elizalde, Argerich, Fernández y Ramos Mejía “36 pacientes con inhalación de humo”. Además, un equipo de psiquiatras y psicólogos asistió también a los damnificados.

Por su parte, Coria explicó que “se puso a resguardo a todo el personal en la terraza y distintos departamentos contiguos hasta que cedió el humo, momento en el cual fueron bajados de forma escalonada”. Describió que se trató de un incendio “generalizado y violento”, aunque descartó que hubiera peligro de derrumbe.

Al cierre de esta nota, personal de la oficina de Siniestros realizaba las pericias ordenadas por la Justicia para determinar las posibles causas del incendio.

PS

ARTICULOS RELACIONADOS