6.8 C
Ushuaia
lunes, abril 22, 2024
InicioInternacionalDonald Trump, recargado: tras la condena por abuso sexual, el ex presidente...

Donald Trump, recargado: tras la condena por abuso sexual, el ex presidente apareció en vivo en la CNN y dijo de todo

Participó de un cabildo abierto en la cadena “enemiga”, donde desplegó su clásico arsenal de gestos y verborragia.

Donald Trump no aparecía en un canal de televisión importante fuera de su burbuja mediática conservadora desde 2020, cuando perdió las elecciones.

En la noche del miércoles volvió al prime time en Estados Unidos, como candidato favorito de los republicanos a la Casa Blanca en 2024, en un “town hall” en vivo en la cadena CNN donde el ex presidente desplegó su clásico arsenal de gestos y verborragia. Se lo vio más Trump que nunca en un show televisivo que causó una enorme controversia.

Si alguien esperaba que el ex presidente fuera a encarar la nueva campaña en un tono más moderado se equivocó.

Ante un auditorio en New Hampshire de republicanos y de independientes que votarían en la interna de la oposición, Trump afirmó que le robaron las últimas elecciones presidenciales, elogió a los que asaltaron el Congreso y sugirió que los legisladores deberían permitir que el gobierno federal incumpla con su deuda y caiga en default.

Si alguien esperaba que el ex presidente fuera a encarar la nueva campaña en un tono más moderado se equivocó. Foto: Joseph Prezioso / AFPSi alguien esperaba que el ex presidente fuera a encarar la nueva campaña en un tono más moderado se equivocó. Foto: Joseph Prezioso / AFP

Trump llegó al “town hall” –que había sido programado hace semanas– un día después de que fuera condenado en un juicio civil por haber abusado sexualmente y difamado a la ex escritora E. Jean Carroll en el probador de una tienda de lujo en Manhattan hace décadas.

Consultado sobre el tema, dijo que no la conocía, que la mujer había inventado todo y aprovechó para burlarse llamándola “loca”, en medio de aplausos y risas de la audiencia.

La presencia de Trump en CNN –que habitualmente es calificada por el magnate como una cadena de izquierda y divulgadora de noticias falsas– había dado lugar a un debate sobre si había que ofrecerle una plataforma para atraer a los votantes indecisos que necesitaría para regresar a la Casa Blanca dado su comportamiento que muchos consideran repulsivo y antidemocrático.

Recuerdan que la carrera política de Trump –un generador de altos ratings— fue impulsada en gran parte por los medios, incluso por los más liberales, y los sectores más críticos de aquella etapa no desean que se le vuelva a dar tanto espacio. Mucho menos al día siguiente de que fuera acusado por abuso sexual.

El favorito, con estilo intacto

Pero, más allá de todo, Trump lidera hoy con comodidad la interna republicana por casi 30 puntos sobre su más inmediato seguidor, el gobernador de Florida Ron DeSantis. Y, al menos por ahora, los sondeos lo muestran unos 5 puntos arriba sobre un eventual enfrentamiento con el presidente Joe Biden en 2024.

Por lo que se vio en el ida y vuelta con la gente y la presentadora, el estilo Trump que gusta a sus seguidores sigue intacto: fanfarrón, belicoso, elusivo en las respuestas y muy difícil de controlar en un debate.

En un momento en que la periodista Kaitland Collins le insistía con una pregunta, él la insultó en la cara calificándola de “persona desagradable”, mientras levantaba aplausos en la audiencia.

Algunos puntos a destacar:

–Trump siguió afirmando que las elecciones del 2020 le fueron robadas, a pesar de que la justicia demostró repetidamente que no fue así y que está siendo juzgado por el tema en Washington y Georgia.

Periodistas siguen el cabildo abierto por TV. Foto: Joseph Prezioso / AFPPeriodistas siguen el cabildo abierto por TV. Foto: Joseph Prezioso / AFP

–No solo no se arrepintió de su rol durante el ataque al Congreso del 6 de enero de 2021 sino que elogió a los asaltantes. “Estaban orgullosos. Estaban allí con amor en su corazón“, dijo, y agregó: “Ese fue un día hermoso”.

–Aconsejó al Congreso que no elevara el techo de la deuda en junio si el presidente Biden no aceptaba profundos recortes de gastos. Un default podría precipitar una crisis económica mundial. Trump se encogió de hombros.

–Esquivó repetidamente las preguntas sobre si firmaría una prohibición nacional del aborto o diría en qué etapa del embarazo el aborto debería ser ilegal. “Lo que haré es negociar para que la gente esté contenta”, dijo.

–Dijo que resolvería la guerra en Ucrania “en 24 horas” y que Putin no hubiera invadido ese país si él hubiera sido presidente. Fue elusivo sobre la ayuda monetaria a Ucrania y dijo que Europa necesitaba gastar más.

–También insistió en que ahora no tiene más documentos clasificados en su casa de Mar-a-Lago.

Una apuesta arriesgada

Fue una apuesta arriesgada de la CNN. Tener a Trump en medio del escenario con un auditorio prácticamente formado por trumpistas o gente que baraja la opción de votarlo y con una sola presentadora en medio del ring para contragolpearlo sonaba muy desafiante y así fue.

Trump se movió con comodidad. Lanzaba olas de falsedades –el robo de las elecciones, que él había construido un muro en toda la frontera o que los demócratas quieren ejecutar bebés, entre tantas— y la conductora no podía desmentirle todo, a pesar de que lo intentaba, mientras la audiencia vitoreaba.

Apenas terminada la transmisión, hubo comentaristas que salieron con fuerza a criticar en las redes diciendo que había sido un “acto político” para Trump, otros lo rechazaron como “un infomercial de Trump”, y la representante demócrata del Congreso Alexandria Ocasio-Cortez dijo simplemente que CNN “debería estar avergonzada”.

La cadena CNN quedó en el centro de la polémica. Foto:APLa cadena CNN quedó en el centro de la polémica. Foto:AP

Algunos expertos señalaron que el programa debió haber sido cancelado o al menos pospuesto ante la condena por asalto sexual. Otros pidieron directamente la renuncia del CEO de CNN, Chris Licht.

El espectáculo fue aplaudido y visto como una victoria de Trump entre sus más fervientes seguidores y buena parte de los republicanos. Pero hay un dato a tener en cuenta: en las dos últimas elecciones –las presidenciales y las legislativas— se vio que los independientes fueron retaceando el apoyo al magnate, cansados y hasta asustados de su comportamiento.

Como el magnate de pelo rojizo y corbata roja se presentó en la noche del miércoles exactamente igual que siempre, perdió una buena chance de seducir al electorado más moderado, aquellos que pueden alternar su voto entre republicanos o demócratas. Es un sector fundamental para llegar a la Casa Blanca.

ARTICULOS RELACIONADOS