2.8 C
Ushuaia
sábado, septiembre 23, 2023
InicioEconomiaEl FMI confirma un acuerdo, pero la plata llegará recién el mes...

El FMI confirma un acuerdo, pero la plata llegará recién el mes que viene

Para pagar los vencimientos del lunes y martes, el Gobierno pedirá préstamos “puente” a organismos internacionales.

Los bonos en dólares de la deuda argentina que cotizan en Wall Street suben más de 2% luego de que el Fondo Monetario Internacional anunció el cierre del un preacuerdo con la Argentina.

Se llegó a un​ “staff level agreement”, es decir, un acuerdo técnico, que quedará pendiente de la aprobación final del Board (Directorio) del organismo, que se reuniría en la segunda quincena de agosto.

Serían dos desembolsos. Uno de US$ 7.500 millones, que llegaría en la tercera semana de agosto y uniría la quinta y sexta revisión. Y habría un segundo en noviembre, aunque el FMI dijo que para que se concrete el país deberá atravesar una nueva revisión.

Como el desembolso de agosto no estaría a tiempo para pagar los vencimientos por cerca de US$ 3,000 millones de la semana que viene, Sergio Massa recurriría a préstamos “puente” con organismos multilaterales como la CAF. A ese banco, el precandidato a presidente le pidió el jueves US$ 1.000 millones. Los créditos estarían garantizados por la futura plata del FMI.

Los pagos al Fondo, que inicialmente deberían hacerse lunes y martes, se terminarán cancelando una parte el lunes y otra el viernes.

En Economía aseguran que consiguieron que el Fondo permita usar esos dólares para intervenir en los mercados “en los momentos en los que aparezcan situaciones de turbulencia. Eso permite que los dólares financieros, que son una preocupación para quienes producen y para quienes tienen que mirar su perspectiva de precio y de rentabilidad, y la acumulación de reservas, que (es importante) para quienes importan y necesitan bienes intermedios importados para poder trabajar y producir, tengan un mecanismo de estabilidad”, indicó Massa en San Juan, en el marco de una gira por la región.​

Entre los compromisos que asumieron los negociadores argentinos está también la obligación de reforzar las reservas para que sumen US$ 1.000 millones netos a fines de 2023 y de mantener la meta del déficit fiscal en 1,9% del PBI.

El acuerdo “nos permite recorrer la segunda parte del año que, obviamente marcada por lo electoral, genera a veces incertidumbre o dudas con mucha más tranquilidad, así que para nosotros es una muy buena noticia”, sostuvo el ministro.

“Lo que se define es un programa de objetivos y metas de acumulación de reservas, de equilibrio en las cuentas públicas. No es que hay que entregar absolutamente nada“, agregó.

Qué dice el acuerdo, según el FMI

En un comunicado, el FMI dijo que se acordó “un paquete de políticas con un conjunto secuencial de medidas para reconstruir las reservas y mejorar la sostenibilidad fiscal, protegiendo al mismo tiempo la infraestructura crítica y el gasto social”.

El FMI dice que la economía argentina sufrió el impacto de la sequía pero también que hubo “desvíos y retrasos en las políticas, que han contribuido a una fuerte demanda interna y una balanza comercial más débil” y que, por eso, Argentina no cumplió las metas a junio de acumulación de reservas netas, resultado fiscal y financiamiento del déficit.

“Mientras tanto, la introducción de nuevas medidas cambiarias administrativas temporales, incluso en los últimos días (esto es, la devaluación selectiva que se anunció esta semana), ha ocasionado el incumplimiento de los criterios de desempeño contra la introducción de prácticas de moneda múltiple. Como tal, se solicitarán dispensas, así como modificaciones de objetivos clave, sobre la base de las acciones correctivas acordadas para fortalecer el programa”, dijo el Fondo.

El fortalecimiento y la armonización del régimen cambiario siguen siendo fundamentales para mejorar de manera duradera la cobertura de reservas y la estabilidad externa, y se han tomado medidas para alentar la liquidación de exportaciones y contener las importaciones en el corto plazo. La tasa de crawl continuará utilizándose para preservar la competitividad y respaldar los objetivos de acumulación de reservas”.

Se fijó que las tasas se mantendrán positivas (es decir que le ganarán a la inflación) “para sostener la demanda de pesos y hacer frente a la alta inflación”.

“Además, la política monetaria seguirá siendo un instrumento clave para contener las presiones del mercado, con intervenciones en los mercados de paralelos y de futuros de divisas centradas en abordar situaciones de condiciones desordenadas”.

En cuanto a la meta de déficit fiscal primario para 2023 se mantiene sin cambios en 1,9% del PIB, lo que “requiere un mayor endurecimiento de la política fiscal en el segundo semestre de este año, respaldado por una serie de medidas acordadas de ingresos y gastos, protegiendo los programas sociales y de infraestructura prioritarios”.

“Por el lado de los ingresos, los nuevos impuestos sobre el acceso a divisas para bienes y servicios importados, y las nuevas medidas para movilizar la liquidación de exportaciones ayudarán a compensar los menores derechos de exportación resultantes de la sequía”.

Por el lado del gasto, el FMI pide contener el crecimiento de la masa salarial, actualizar las tarifas de energía para reflejar mejor los cambios en los costos de producción y fortalecer los controles de gasto social racionalizar las transferencias a las provincias y empresas estatales.

El FMI también dijo que “las intervenciones en los mercados secundarios de bonos se centrarán en garantizar el funcionamiento normal del mercado, protegiendo al mismo tiempo el balance del banco central”.

El paquete de políticas acordado busca aumentar las reservas netas durante el resto de este año en unos US$ 1.000 millones para fines de 2023 (en comparación con un objetivo de US$ 8.000 millones en el momento de la cuarta revisión). Se espera que esta acumulación sea respaldada por mejoras en el balance energético (por el nuevo gasoducto) y por la esperada recuperación de la sequía que comienza en la última parte de este año.

Una negociación complicada

Ha sido complicado llegar a un acuerdo. El ministro de Economía, Sergio Massa, también precandidato a Presidente, había dicho a fines del mes pasado que faltaban apenas “horas” para sellar un acuerdo. Funcionarios del Ministerio dijeron que el acuerdo estaba previsto para la semana pasada.

El convenio a nivel de staff, que aún necesitaría la aprobación de la junta ejecutiva del FMI, se ha visto retrasado por el ritmo de las discusiones entre el Fondo y el Gobierno, así como por divisiones dentro del Fondo sobre qué reformas debería implementar Argentina, dijeron las personas.

Después de haber repuntado anteriormente esta semana a su nivel más alto en casi seis meses de cara al anuncio del acuerdo, los bonos argentinos con vencimiento en 2030 borraron esos avances y se mantuvieron planos durante la semana. Este viernes retomaron la suba.

El país pudo realizar un pago similar el mes pasado utilizando los derechos especiales de giro del FMI y yuanes chinos disponibles a través del swap de divisas.

ARTICULOS RELACIONADOS