3.8 C
Ushuaia
domingo, mayo 19, 2024
InicioEspectaculoJey Mammon pidió un juicio por la verdad: ¿sería posible hacerlo y...

Jey Mammon pidió un juicio por la verdad: ¿sería posible hacerlo y qué antecedentes hay?

A los expertos en derechos les sorprendió que haya sido el propio conductor acusado el que reclamó este recurso. La causa penal ya se declaró prescripta.

“Necesito un juicio por la verdad, lo necesito. Y los elementos están para que yo lo puede llevar a cabo”. De esta manera, Juan Martín Rago (46), conocido como Jey Mammon, adelantó que pedirá ese tipo de juicio para demostrar su inocencia en la denuncia de abuso sexual infantil realizada por Lucas Jorge Benvenuto (30).

Aunque la causa que el joven inició en 2020 contra el músico por haberlo abusado desde sus 14 a sus 17 años prescribió por el paso del tiempo, existe la posibilidad de llevarse a cabo un juicio por el derecho a la verdad para que se desarchive e investigue.

La importancia de este tipo de juicio radica en que atribuye responsabilidad, es decir, indica que una persona cometió determinados delitos o no. Y aunque los haya cometido no fija una condena porque la prescripción ya operó.

Lo sorprendente es que el propio conductor televisivo fue el que, a través de un video publicado en su cuenta de Instagram, sostuvo que solicitará este juicio que siempre lo solicitan las personas que denuncian ante el dictado de la prescripción.

Sin embargo, el abogado Fernando Burlando, que lo representó en ese expediente a Mammon, defiende la posibilidad de que solicite el juicio por la verdad. “En un caso así lo puede pedir tanto denunciante como denunciado. Rige el principio de igualdad ante la ley para ambos”, dice en diálogo con Clarín.

Jey Mammon fue denunciado por Lucas Benvenuto por abuso sexual cuando era menor.Jey Mammon fue denunciado por Lucas Benvenuto por abuso sexual cuando era menor.

Aunque todavía analiza asumir la defensa de Mammon, si solicita este juicio cree que se puede llegar al procedimiento “a través de una denuncia por amenazas o una demanda por calumnias e injurias, ya que los dichos de Lucas están controvertidos porque dice cosas que no son la realidad, como que tenía 14 años en la fiesta donde conoció a Jey pero tenía 16”.

Burlando destaca que hay pruebas sobre qué edades tenían al momento del evento dado que hay video de la fiesta “subido a YouTube” y también se contactó con “testigos que avalan la postura de Jey”.

Pese a esta controversia sobre la edad de la víctima, el artículo 119 del Código Penal dice que “será reprimido con reclusión o prisión de seis (6) meses a cuatro (4) años el que abusare sexualmente de una persona cuando ésta fuera menor de trece (13) años o cuando mediare violencia, amenaza, abuso coactivo o intimidatorio de una relación de dependencia, de autoridad, o de poder, o aprovechándose de que la víctima por cualquier causa no haya podido consentir libremente la acción”. La víctima en este caso denunció que lo drogaron y lo violaron.

En contraposición a lo que sostiene el penalista, otros expertos de derecho penal consultados por Clarín consideran que el video del conductor televisivo fue solo una estrategia para limpiar su nombre.

“Es insólito que el imputado se ponga en esa situación, procesalmente no corresponde. Si quiere un juicio por la verdad debería ser un juicio de verdad, pero en su momento no se defendió ni demostró los elementos que supuestamente dice tener ahora”, sostiene el letrado Javier Moral, que patrocinó a Lucas en sus otras dos denuncias por abuso sexual infantil.

Además destaca a Clarín que en el video ya “no habla de extorsión, como dijo en su momento en un texto donde sostenía que Lucas lo estaba extorsionando que era lo más fuerte que tenía”.

Para él, la demora de siete días de Mammon para hablar fue “para mejorar su situación ante la opinión pública, pero pese a lo que dice cuando él estuvo con Lucas era menor de edad”.

También su colega Nadia Marina Rivas, una de las abogadas de las víctimas de Alberto Cirulnik, ex director médico del colegio ORT, reconoce: “Nunca vi a un imputado solicitar el juicio por el derecho a la verdad. Entiendo que puede ser una estrategia de comunicación porque la Justicia se lo puede negar, dado que ya lo sobreseyeron”.

El año pasado, la letrada logró que Casación habilitara este juicio en la causa que lleva pero confirmó la imposibilidad de condenar al acusado por las acusaciones de abusos a niñas y niños, debido al paso del tiempo.

“De llegarse a hacer el juicio por la verdad si Mammon lo solicita, el denunciante debería pedir que el juzgado que decretó la prescripción y la fiscalía que la instó no resuelvan el procedimiento”, explica Rivas. Intervinieron el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N° 3 y la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N° 28.

A su vez, considera que “Lucas ante el pedido de Mammon podría solicitar un juicio nuevamente e intentar llegar a la Corte Suprema para que se expida sobre la cuestión”.

La abogada coincide con el penalista Alfredo Vitale, quien representó a una de las víctimas del “ciudadano ilustre” de Gualeguaychú, Gustavo Rivas, condenado por abuso sexual infantil. “El juicio por la verdad no tiene consecuencia penal, por eso lo pide. No creo que él avanzaría así en un proceso penal por la posible sanción. Su pedido es para la tribuna”, dice a Clarín.

En la misma línea, el abogado de una de las víctimas del padre Julio César Grassi, Juan Pablo Gallego, considera que el video de Mammon “es puro acting y no se prestará al juicio por la verdad”. Y aclara: “Hizo un discurso público para intentar mejorar su situación pero no me parece que lo haya logrado”.

De hecho, el músico reconoció la relación que tuvo con Lucas. “No voy a poner abajo de una alfombra mi vínculo con él, como tampoco lo hice en su momento, porque íbamos de la mano por la calle, nos besábamos en la calle”, afirmó.

Para Gallego “podría hacerse el juicio y, a su vez, es legal que lo pida”. Aunque hace hincapié en que “ya con lo que dijo en el video declaró en su contra al reconocer que tuvo un vínculo con el denunciante”.

Sin embargo, el conductor de televisión negó haber estado en pareja con Lucas cuando era menor de edad, como sostiene el joven en su denuncia. “Ese vínculo duró aproximadamente hasta sus 25 años, entre idas y venidas”, dijo.

Y además se refirió a un tuit que escribió el 22 de diciembre de 2011 que decía: “Soñé que garchaba con mi ex, Lucas”. Confirmó que era su denunciante y aseguró: “Yo tuve un vínculo con Lucas, tuve una relación con Lucas. No voy a poner debajo de la alfombra ni el tuit ni mi vínculo con él. En esa fecha, 22 de diciembre de 2011, Lucas tenía 19 años”.

Juicios por la verdad: ¿viables o inviables?

Los juicios por el derecho a la verdad no son comunes en Argentina, ya que no están regulados, entonces es muy difícil que avancen. Como la acción prescribió no se podría aplicar el Código Procesal Penal, por ejemplo, para que el imputado comparezca por la fuerza.

Este tipo de juicios se realizaron en distintas ciudades del país desde 1998. El primero de ellos fue en La Plata. Los impulsaron los familiares de los desaparecidos y los organismos de Derechos Humanos contra los responsables de los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura cívico militar.

Como a finales del ’90 estaban vigentes las leyes de Punto Final y Obediencia debida, que impedían juzgar a los miembros de las Fuerzas Armadas, se recurrió a estos juicios para saber qué pasó con cada desaparecido y para conocer cómo se organizó el terrorismo de Estado durante el gobierno de facto.

También se llevaron a cabo estos juicios en Bahía Blanca, Ciudad de Buenos Aires, Córdoba, Mar del Plata, Mendoza, Resistencia, Rosario, Salta y San Salvador de Jujuy.

“En la actualidad se hacen juicios por la verdad pero todos en instrucción, entonces no se les presta tanta atención. Como el de las hermanas Cavalloti, ya se hicieron las pericias aunque por ahora no hay debate oral”, explica la abogada Rivas, que lleva la defensa de ambas que denunciaron a su hermano Eduardo Esteban Cavalloti por abuso sexual infantil.

La instrucción de este juicio lo lleva el mismo juzgado que decretó la prescripción, es el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional n° 39. Un año atrás, Casación habilitó el juicio por la verdad, tras la confirmación del juzgado y de la Cámara de Apelaciones que sostuvieron que estaba prescripta la acción para juzgar al denunciado.

ARTICULOS RELACIONADOS